Sevilla

El auge demográfico coloniza ya la segunda corona del Aljarafe

  • Espartinas, Almensilla, Palomares y Bollullos de la Mitación son los municipios que más han crecido en población en los últimos cinco años · Viviendas asequibles y más espacios verdes, motivos del cambio

Comentarios 16

El boom demográfico que experimentaron hace años los municipios de la primera corona del Aljarafe se traslada ahora a la segunda corona. Un movimiento "normal" para algunos expertos que empieza a tener incidencia en la capital, que ha bajado de los 700.000 habitantes censados por vez primera desde el año 1996.

Así se desprende de los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los diez municipios del área metropolitana que más han crecido en población en los últimos cinco años -en términos relativos- están localizados en el Aljarafe, y de estos diez, siete son de la segunda corona.

Una primera explicación a tal tendencia podría ser que la población emigra a zonas cada vez más alejadas de la capital en busca de hipotecas más bajas. Según Luis Andrés Zambrana, presidente de la Plataforma Aljarafe Habitable, este fue el motivo por el que la comarca comenzó a llenarse a finales de los noventa. "Fue entonces cuando se abogó por la construcción en vertical", recuerda. Ahora, sin embargo, sobran viviendas. "Se ha construido mucho porque había una importante demanda, pero el área metropolitana ya no necesita más viviendas, sino que los precios se adecúen a las necesidades de la población".

José María Feria, profesor de la Universidad Pablo de Olavide, discrepa en este punto. "La periferia no se llena sólo de personas sin recursos. Mucha gente opta por salir de la capital en busca de más espacios verdes o para mejorar su estatus social". A su juicio, lo que está ocurriendo es común al resto de las grandes ciudades españolas, "y si la capital ha logrado mantener durante años la barrera de los 700.000 habitantes ha sido gracias a la inmigración". Feria insiste en que el flujo hacia la primera corona, en un primer momento, y hacia la segunda, después, es un "proceso normal". "San Juan y Camas ya empezaron a perder población en la década de los 90".

En el último lustro, el municipio que más ha crecido ha sido Espartinas, que ha pasado de los 5.802 habitantes en 2002 a los 10.485 en 2007, lo que supone un incremento del 80,7 por ciento. Le siguen otros municipios como Almensilla, Palomares del Río y Bollullos de la Mitación, con alzas del 52, el 47 y el 44,7 por ciento. De ahí que desde la Asociación en Defensa del Territorio del Aljarafe se haya alertado recientemente del proceso de conurbación que puede sufrir la segunda corona si no se frena la expansión. Para Jorge Benavides, profesor de la Hispalense, la concentración en tales localidades responde a una "especulación inmobiliaria masiva y temprana debido a la concentración de la propiedad del suelo".

El nuevo Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus) paralizará los planes de algunos ayuntamientos, pero otros saldrán beneficiados. Dentro del primer grupo figura precisamente Espartinas -gobernado por el PP-, que ha presentado hasta 23 alegaciones al documento urbanístico en las que plantea cuatro áreas de oportunidad (zonas de crecimiento que no computan a la hora de establecer los límites de crecimiento en suelo urbanizable y población que fija el POTA): el parque empresarial Pétalo, el Campus Metropolitano del Conocimiento, un parque empresarial para pymes y un área residencial que sumaría como mínimo más de 5.000 viviendas. Bollullos tampoco podrá cumplir sus objetivos. Su regidor, Antonio Gallego (PP), planteó un área de oportunidad de 1.558 viviendas protegidas, a las que habría que sumar las 2.000 del proyecto del Sevilla F.C. (en principio rechazadas por la Junta). Además, solicitó otras tres áreas de oportunidad de carácter productivo.

Almensilla es uno de los más beneficiados por las áreas de oportunidad contempladas en el Potaus. Podrá edificar mil viviendas y un enorme parque empresarial de más de 250 hectáreas ubicado en el mismo suelo en el que el Ayuntamiento planeaba construir más de 18.000 viviendas. Crecerá menos de lo previsto pero seguirá haciéndolo de forma importante. Si la media calculada por la Junta para limitar los crecimientos es de 2,7 personas por vivienda, Almensilla sumaría unos 2.700 habitantes.

En cuanto a la apuesta por los espacios productivos, las expectativas de empleo también influyen en los movimientos de población. Bollullos de la Mitación, con el parque PIBO, y Salteras, con Los Llanos, son conscientes de ello. Espartinas cuenta ya con el visto bueno para el nuevo Parque Empresarial y Tecnológico El Loreto (Petalo), que generará más de 14.720 empleos directos y 5.153 indirectos cuando funcione al completo. Dicho complejo descansasobre otros dos municipios: Bormujos y Gines. El primero es, de hecho, el quinto municipio del área metropolitana en crecimiento demográfico (16.548 personas censadas). En cuanto a Gines, ha pasado de 10.717 a 12.568 habitantes, lo que supone un alza del 17,3 por ciento.

Tras Bormujos, los municipios que más han crecido en población son Albaida del Aljarafe (41 por ciento), Castilleja de Guzman (40,8), Salteras (38,4), Umbrete (33,4) y Gelves (28,9 por ciento). Camas aparece entre los que menos han incrementado su censo, con un alza del 2,3 por ciento, pero cuenta con 25.694 habitantes.

En el último año, el ranking sigue encabezado por Espartinas, con un alza del 14,2 por ciento, seguido por Palomares(un 12,2 por ciento, con 5.738 habitantes en 2007), Albaida del Aljarafe (un 9,9 por ciento más, hasta 2.586), Bollullos de la Mitación (9,1 por ciento, 7.729 habitantes) y Guillena (7,3 por ciento, 9.995 personas).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios