Coronavirus Sevilla

El 'efecto vacuna' erradica el Covid entre los mayores de 80 años de Sevilla

  • El promedio de casos diarios entre el inicio de la campaña y la citación por grupos de edad cae en un 77%

  • El virus lleva prácticamente un mes desaparecido en las residencias de la provincia

Un hombre espera a las puertas del centro de vacunación en el pabellón deportivo de Los Bermejales.

Un hombre espera a las puertas del centro de vacunación en el pabellón deportivo de Los Bermejales. / Juan Carlos Muñoz

El efecto de la vacunación ya se nota claramente en los datos de contagios entre los mayores de 80 años. El colectivo, que durante la mayor parte de la pandemia ha sufrido las peores consecuencias del virus puede, ya respirar algo más tranquilo tras la inmunidad alcanzada tras la vacunación masiva por grupos de edad. Es cierto que las infecciones no se han erradicado del todo, pero los datos, comparados con los de hace apenas dos meses, son prácticamente anecdóticos.

Según las estadísticas de la Junta de Andalucía recogidas en el portal del IECA. El número de casos entre las personas mayores de 80 años ha caído drásticamente que comenzó el proceso de vacunación el pasado 27 de diciembre, con especial relevancia desde que el 12 de febrero empezara a hacerse de forma masiva. Además, los mismos datos reflejan cómo se han reducido también de forma importante ya en otras franjas de personas vacunadas por debajo de esa edad pero que han sido inmunizadas al vivir en residencias de mayores, donde se inició esta campaña a finales del año pasado. Precisamente en estas residencias es donde el virus está prácticamente erradicado tras completarse la pauta vacunal.

Los asilos y geriátricos sevillanos quedaron libres de Covid hace casi un mes cuando por primera vez desde el pasado 10 de agosto, todas las residencias de mayores de la provincia de Sevilla se encontraban sin ningún usuario o trabajador convaleciente por Covid-19. A día de hoy, y según los registros oficiales, solo hay un residente ingresado por contagio y nueve casos confirmados entre sus empleados, lo cual entra dentro de las estadísticas de la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Estos datos son la prueba viva de la importancia de la vacunación, la esperanza a la que agarrarse, una vez la provincia está inmersa en la que es ya la cuarta oleada de coronavirus a tenor de los datos de contagios y hospitalizados diarios.

Tomando como referencia los datos desde el mismo 27 de diciembre, las cifras son elocuentes y permiten  comprobar cómo los promedios de infección en personas mayores y ancianos ha descendido de forma muy seria. Es más, desde el pasado día 12 de febrero, cuando arrancó en Sevilla la inmunización de los mayores de 80, la reducción en el número de contagios ha caído en más de la mitad.

Poniendo el foco en los datos por franjas de edad a partir de los 80 años, se puede distinguir claramente cómo la vacunación, sobre todo una vez empezó a ser a extenderse a la población octogenaria general frenó casi en seco el número y el promedio de casos positivos. En los 48 días que fueron desde la llegada y puesta de la primera dosis en Sevilla hasta que empezó la campaña de forma masiva la media de contagios al día en personas por encima de los 80 años fue de 29,8 casos, una cifra que desde esa jornada y hasta el 8 de abril, última con datos en el IECA, decayó hasta los 6,9 casos. Una reducción del 73,3% de los casos registrados, que pasaron en términos numéricos de 1.431 contagios en 48 días a 381 en 55.

El promedio de casos también es importante en franjas de edad inferiores, que son las que ahora presentan una tasa de incidencia mayor del virus en la provincia. En ellos hay que tener en cuenta que la supervivencia es mayor, por lo que muchos tienen ya anticuerpos. Si se añade a quienes están dentro de las residencias a partir de los 60 años y que por ello han sido vacunados, se explica también que el promedio de casos esté en descenso.

Todo esto hace indicar que a partir de esta semana, cuando la campaña de vacunación masiva ha cogido una mayor velocidad con cifras de récord de pinchazos diarios, el ritmo de inmunización de la sociedad seguirá yendo a más, y que buena parte del problema del coronavirus irá tendiendo a desaparecer puesto que la población más sensible a enfermar por el SARS-CoV-2 ya habrá generado inmunidad como para evitar los colapsos de los hospitales tal y como se habían producido hasta ahora, y además se reducirá la probabilidad de la aparición y consolidación de cepas más agresivas. La cuestión seguirá siendo ganar tiempo y procurar que el sistema sanitario pueda recuperar cierta normalidad.

Con los datos hasta el jueves ofrecidos ayer por la Junta de Andalucía, en Sevilla se han administrado 393.739 vacunas en total desde el 27 de diciembre, de las que más de 58.000 se han inoculado entre el lunes y el jueves. Precisamente, día en el que se ha marcado un nuevo récord de pinchazos en una jornada con 17.687, que supera la anterior marca, registrada el día antes cuando se pusieron 17.653. Del total de dosis puestas, 118.24 han servido para inmunizar por completo al 6% de la población sevillana con la pauta completa de Pfizer y Moderna ya que todavía no han pasado las 12 semanas para aplicar la segunda dosis de AstraZeneca a los primeros que se la pusieron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios