Arzobispo venezolano en Sevilla

"Es un error político ver lo de Guaidó como un golpe de Estado"

  • Al arzobispo de Valencia, ciudad de Venezuela, le han cogido en Sevilla los últimos disturbios de Venezuela, la imagen de Guaidó y López en el capó de un coche. Critica a los políticos españoles que lo califican de golpe de Estado.

Reinaldo del Prette, a la izquierda, arzobispo de Valencia, esta mañana en el Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla. Reinaldo del Prette, a la izquierda, arzobispo de Valencia, esta mañana en el Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla.

Reinaldo del Prette, a la izquierda, arzobispo de Valencia, esta mañana en el Patio de los Naranjos de la Catedral de Sevilla. / José Ángel García

La diferencia horaria con su país lo tiene en ascuas. A Reinaldo del Prette (Valencia, Venezuela), arzobispo de esa ciudad del Estado de Carabobo), le han cogido los últimos disturbios de su país de visita en Sevilla, donde llegó procedente de Jerusalén. Salió de Venezuela el Lunes de Pascua, después de vivir como pastor la Semana Santa en su diócesis de Valencia, ciudad fundada en 1555. Hace unas horas visitó la Catedral de Sevilla y tras rezar en la Capilla de la Antigua en la que rezaron Elcano, Pigafetta y el resto de 18 supervivientes de la primera vuelta al mundo, encuentra una analogía para retratar la crisis por la que atraviesa su país. "Estamos en una situación de calma chicha, como dicen los navegantes".

  A las doce de la mañana ofició una misa en la Capilla Real y ante la urna de San Fernando, después de referirse a la manifestación de trabajadores de Chicago en 1889 que dio lugar al Primero de Mayo y a la unión de esa fecha con San José Obrero por decisión del Papa Pío XII en 1955, Reinaldo del Prette dice desde el altar que su país "lleva veinte años de destrucción y degradación", que al gobierno de Nicolás Maduro no le queda otra opción que dejar el poder y  marcharse, "sólo han traído ruina, no han cumplido nada de lo que me prometieron".

 Una cosa la tiene clarísima el arzobispo de Valencia. "Después de lo de ayer, eso no es un golpe de Estado. No entiendo cómo algunos políticos en España, incluidos algunos del partido que ha ganado las elecciones, han reconocido a Guaidó como legítimo presidente de Venezuela y no están de acuerdo con que se produzca un golpe de Estado. Para empezar, esto no es un golpe de Estado porque no se ha hecho contra nadie y cuenta con el apoyo del pueblo, de más de cincuenta países, los más importantes del mundo".

  Es consciente de que la incógnita está en el comportamiento de los militares, de tal forma que "ahora mismo en Venezuela hay un gobierno de facto, el de Nicolás Maduro, y un gobierno de iure, el de Guaidó. Una sitiuación insólita con dos presidentes, dos Congresos, dos tribunales supremos de Justicia, dos todos". Otro dato que desmiente categóricamente la tesis del golpe de Estado es, según Del Prette, que "no ha habido enfrentamiento entre militares". Le sobrecogieron las imágenes de vehículos atropellando a manifestantes, como muchos pensó en Tiannamen, "afortunadamente no hubo víctimas mortales".

  Se hace eco de la llamada de la Conferencia Episcopal, una de las instancias que más énfasis ha puesto en la cesión de poderes de Maduro, que les devuelve la invitación llamando a su presidente "diablo con sotana". Una llamada que asume las tres peticiones fundamentales de Guaidó, "primera, que se vaya Maduro, sólo falta el paso del Estado Mayor de los militares; segunda, un cambio, una transición liderada por Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional; y finalmente unas elecciones libres, democráticas, transparentes con observación internacional, en las que Guaidó ya ha dejado bien claro que no se va a presentar".

  El contexto internacional no ayuda a encontrar el necesario sosiego. "Me dijeron que llegó un avión ruso al aeropuerto de Maiquetía (el de Caracas)". Rusia y Estados Unidos juegan a la guerra fría con Venezuela como pieza del ajedrez. Reinaldo del Prette está deseando regresar a su país. Ayer no hubo ningún vuelo desde España y se han suspendido los tres vuelos semanales. El arzobispo de Valencia aprovechó para visitar a su sobrino Jorge Luis, que vive en Sevilla. Siempre lo visita en enero, pero este año tuvo que asistir a Panamá a la visita del Papa Francisco con motivo del encuentro mundial de la Juventud. Después de ver en la catedral las maravillas de Murillo, Martínez Montañés, Pacheco y Goya, espera noticias del grupo de washap que tiene con los sacerdotes de su diócesis de Valencia.

  La crisis en su país se produce justo después de las elecciones en España. "Todo indica que Pedro Sánchez es más partidario de gobernar con Podemos que con Ciudadanos". La formación de Pablo Iglesias, algunos de cuyos miembros trabajaron para el régimen chavista, es de los que califican las acciones de golpe de estado. "Lo que está procurando Guaidó", dice el arzobispo, "es que la gente no se retire de la calle". 

  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios