Farmacéuticos Sin Fronteras de España La labor social de los boticarios

  • La ONG 'Farmacéuticos Sin Fronteras de España' celebra en Sevilla sus 30 años de ayuda humanitaria a través de un acto de entrega de premios y medallas a su mejores proyectos

El presidente de FSFE, Rafael Martínez Montes, durante su intervención en el acto por el 30 aniversario de la ONG. El presidente de FSFE, Rafael Martínez Montes,  durante su intervención en el acto por el 30 aniversario de la ONG.

El presidente de FSFE, Rafael Martínez Montes, durante su intervención en el acto por el 30 aniversario de la ONG. / Juan Carlos Muñoz

Cuando un grupo de 18 farmacéuticos navarros y vascos comenzaron la distribución de medicamentos en Perú en 1990 durante una epidemia de cólera, no se era consciente de la reputación y profesionalidad que llegaría a alcanzar la figura de esta profesión por su dedicación a la ayuda humanitaria. Así nació hace 30 años la ONG Farmacéuticos Sin Fronteras de España, un organismo no gubernamental a través del cual se presta asistencia sanitaria a todas aquellas poblaciones que sufren las consecuencias de la pobreza en su salud, incluido nuestro país, y que a día de hoy ha llegado a más de 27 millones de personas beneficiadas y más de 51 países beneficiarios de sus proyectos sanitarios.

En la actualidad, esta ONG cuenta con un equipo técnico formado por cuatro personas (director técnico, coordinadora de proyectos y administración, coordinadora de acción social y administración y responsable de Comunicación) y una junta directiva que, formada por siete farmacéuticos, es presidida por un sevillano, Rafael Martínez Montes, que tras llevar "más de veintitantos años" dentro de la ONG tomó las riendas de la presidencia hace ya 25 años. "Me uní a esta labor tras leer en una revista el trabajo que estaban desarrollando en el Sahara. Me puse en contacto con la sede en Madrid y desde entonces sigo desarrollando mi labor colaborativa. El del Sahara es al único proyecto al que me he unido físicamente hará unos 15 años y desde entonces hemos cambiado mucho porque ahora sé que la figura del farmacéutico es bastante importante allá donde vamos. Ya no se piensa sólo en médicos y enfermeros en las labores de ayuda humanitaria, ahora el farmacéutico es también muy reconocido", afirma Rafael Martínez.

Juanma Moreno recibe en San Telmo a la cúpula de FSFE. Juanma Moreno recibe en San Telmo a la cúpula de FSFE.

Juanma Moreno recibe en San Telmo a la cúpula de FSFE. / Juan Carlos Muñoz

Con más de 2.000 voluntarios y asociados colaborando y cientos de proyectos a sus espaldas, podría decirse que el buque insignia de este organismo es el Banco de Medicamentos, un proyecto pionero a través del que, con la colaboración de la industria farmacéutica, se realizan tanto envíos de medicamentos y material sanitario como de cooperantes farmacéuticos en emergencia para la intervención y el asesoramiento. "El Banco de Medicamentos es una actividad pionera en la que trabajamos con la industria farmacéutica para que nos den lo que realmente es necesario según cada proyecto. Con él hemos conseguido que numerosos medicamentos hayan llegado a millones de personas desfavorecidas de todo el mundo y la industria farmacéutica sigue colaborando porque como ONG hemos alcanzado una reconocida credibilidad", explica Lola Palomino, farmacéutica y miembro de la junta directiva de Farmacéuticos sin Fronteras de España.

Otros de los proyectos que se han convertido en seña de identidad de esta ONG son la campaña de recogida de medicamento no utilizado y radiografías inservibles, que se desarrolla desde los orígenes del organismo hasta nuestros días, o el proyecto Asistencia Farmacéutica en Cuarto Mundo que desde 2004, tras los atentados del 11-M en Madrid, introdujo al organismo en el área de acción social a través de la ayuda a la atención de las víctimas. Un área que, junto a la ayuda humanitaria, la cooperación al desarrollo y la formación y sensibilización se han convertido en los fundamentos del trabajo de una ONG que va mucho más allá de la distribución de medicamentos y productos sanitarios.

18 farmacéuticos crearon esta ONG en 1990 ante una epidemia de cólera en Perú

De los muchos proyectos en marcha en la actualidad, los de ayuda humanitaria, a través del envío de farmacéuticos cooperantes formados a través del Proyecto Boticarios y el el envío de fármacos a través del Banco de Medicamentos, cuentan ya con más de 15 millones de personas beneficiadas a través de más de 7 millones en medicamentos y productos sanitarios donados por 83 laboratorios farmacéuticos y que, a través de 128 entidades colaboradoras, desarrollan 18 acciones específicas de emergencia en Perú, Congo, Terremoto Haití, Huracán Mitch, Kosovo, Tsunami Sudeste Asiático, Filipinas, Nepal, Ecuador, Siria y Guatemala.

Los proyectos de acción social, dirigidos a la promoción de la salud pública en los colectivos más vulnerables desde el ámbito de la farmacia han ayudado ya a más de 6.000 personas en España a través del Proyecto +Saludable y del Proyecto Asistencia Farmacéutica al Cuarto Mundo. La atención se centra en personas en riesgo de exclusión social que tienen difícil el acceso a su tratamiento crónico a través, por un lado, de formación en la prevención de enfermedades contagiosas y, por otro, del uso de hábitos saludables y racional del medicamento en diversos colectivos. Estos proyectos cuentan con más de 160 farmacias colaboradoras y más de 353.800 euros donados en medicamentos y productos sanitarios.

Varios cooperantes de Farmacéuticos Sin Fronteras de España durante uno de los proyectos internacionales. Varios cooperantes de Farmacéuticos Sin Fronteras de España durante uno de los proyectos internacionales.

Varios cooperantes de Farmacéuticos Sin Fronteras de España durante uno de los proyectos internacionales. / M. G.

En cuanto a la labor de cooperación al desarrollo, son varios los proyectos relacionados con la gestión de redes de asistencia farmacéutica, saneamiento ambiental y potabilización de aguas, nutrición y educación para la salud. En este campo, desde Farmacéuticos sin Fronteras en España destacan dos iniciativas recientes y de gran importancia para el organismo: el nuevo Farmacéuticos sin Fronteras de Brasil, iniciativa que imita a la ONG española, que se va a centrar en su país, tutelada desde España; y la formación de 540 farmacéuticos en El Salvador con la colaboración del Consejo Superior de Salud Pública del Salvador y patrocinio de Novaltia.

Otro proyectos en este ámbito son la mejora del Módulo Materno infantil del Hospital Medicalisé Catholique de Tonga y mejora del servicio de farmacia en el Hospital Notre Dame de la Sante Dschang, en Camerún; un proyecto para la mejora de la calidad del agua en la comunidad de El Resbalón en el cantón de Rocafuerte en Ecuador; un programa de Microcréditos y nutrición en 6 escuelas infantiles-Jean Ravel, en Haití; proyecto Atención Primaria en Soyapango en el Salvador; o una red de asistencia farmacéutica en aldeas rurales de Honduras.

La ONG FSFE celebró este jueves en el CaixaFórum una entrega de premios y medallas a sus 30 mejores iniciativas

En el terreno de la formación, Farmacéuticos Sin Fronteras y la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid han puesto en marcha la Cátedra Extraordinaria Cooperación Farmacéutica al Desarrollo y Acción Social con más de 1.300 alumnos formados.

Proyectos todos centrados en una excelente ayuda humanitaria y social que se sustenta en 30 años de historia que este jueves tuvieron su reconocimiento público en un solemne acto en el CaixaFórum y con más de 300 invitados. El 30 aniversario de este organismo ha elegido Sevilla para la entrega de los II Premios Solidaridad Farmacéutica y las Medallas FSFE al Mérito Humanitario y Social que, bajo el lema #UNAONGQUECUMPLE, ha aprovechado esta efemérides para reconocer la labor de las personas que se han implicado y han sido fundamentales para el desarrollo de las 30 iniciativas más importantes de la ONG a lo largo de este periodo. 

El auditorio del CaixaFórum donde la ONG FSFE conmemoró su 30 aniversario. El auditorio del CaixaFórum donde la ONG FSFE conmemoró su 30 aniversario.

El auditorio del CaixaFórum donde la ONG FSFE conmemoró su 30 aniversario. / Juan Carlos Muñoz

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios