Contenido ofrecido por Universidad Pablo de Olavide

“La igualdad de género es fundamental para poder hablar de derechos humanos”

  • La presidenta del Movimiento por la Paz, Francisca Sauquillo, habló sobre la violencia de género

Francisca Sauquillo, presidenta del Movimiento por la Paz. Francisca Sauquillo, presidenta del Movimiento por la Paz.

Francisca Sauquillo, presidenta del Movimiento por la Paz.

Sauquillo acudió al curso sobre La lucha por los derechos en el siglo XXI. En igualdad, ni un paso atrás. In memoriam a Rosario Valpuesta, que se inauguró en el día de ayer dentro de los XVII Cursos de Verano que la Universidad Pablo de Olavide celebra en Carmona.

El seminario, que recuerda la figura de quien fuera primera rectora de la Universidad Sevillana, está dirigido por Vicente Guzmán, rector de la UPO y catedrático de Derecho Procesal; María José Fariñas, catedrática de Filosofía y Sociología del Derecho de la Universidad Carlos III de Madrid; y por el doctor Gumersindo Caballero, profesor de Ciencias Políticas y de la Administración de la UPO. El seminario, coordinado por Atenea Melgarejo, economista, abogada y auditora de la Cámara de Cuentas de Andalucía, se impartirá hasta mañana viernes.

“No se puede hablar de derechos humanos si no existe igualdad de género”. Así de tajante se mostró Francisca Sauquillo Pérez del Arco, fundadora y presidenta del Movimiento por la Paz, cuando afirmó que “la paridad de género es una condición sine qua non para poder hablar de derechos humanos”, ya que éstos no existen “si la mitad de la población del planeta no vive en igualdad con la otra mitad simplemente por su género”, añadió. En este sentido, la abogada enunció que “una de cada tres mujeres en el mundo es víctima de violencia de género, el 71% de las víctimas de trata de personas son mujeres y niñas, y 200 millones han sufrido mutilación genital”, denuncia.

La presidenta del Movimiento por la Paz encabezó la conferencia inaugural bajo el título La paridad de género como garantía de los derechos humanos, y fue presentada por Ana María Ruiz Tagle, diputada constituyente, abogada y presidenta de la Asociación Rosario Valpuesta.

Francisca Sauquillo recordó que España tiene una brecha de género del 74,6% y se sitúa en el puesto 29 del ranking, según datos del Foro Económico Mundial, por lo que “queda muchísimo por hacer”, ya que las mujeres “hacemos frente a la brecha salarial, a dobles jornadas laborales y a violencias machistas que engloban físicas y psicológicas, pero también económicas, culturales, educativas y estructurales que definen cómo son y cómo serán nuestras vidas”, señaló.

La abogada consideró que la sociedad no está adoptando las medidas urgentes necesarias ni poniendo los medios suficientes para hacer frente a la lacra de la violencia machista, y recordó que más de mil mujeres han sido asesinadas en España desde 2003 por sus parejas o exparejas, por lo que “no creo que las sociedades sean plenamente conscientes de la magnitud y de qué significan realmente las violencias machistas”. Al contrario, advirtió de que “en pleno siglo XXI se está volviendo a debatir sobre derechos y libertades que ya teníamos conquistados”.

Una situación que, a juicio de Francisca Sauquillo, no padecen sólo las mujeres, pues “esta regresión de los derechos está ocurriendo para distintos colectivos, incluidas las personas LGTBI, porque en el imaginario de algunas ideologías políticas no encajan en la sociedad ultraconservadora y monolítica que profesan y quieren imponer”.

Cuestionada sobre el papel del Estado del Bienestar en una sociedad con importantes datos de pobreza y desigualdad económica, consideró que es “fundamental, si bien está lejos de ser perfecto y nuestra labor debe ser mejorarlo y exigir que se mejore y garantice, ya que como sociedades debemos proteger los derechos de todas las personas sin excepción”, concluyó.