Reforma en los juzgados

El juzgado muda su cubierta

  • La Junta colocará una nueva impermeabilización en el edificio del Prado ante la existencia de filtraciones debido a que el aislamiento se encuentra parcheado y deteriorado

La sede judicial del Prado de San Sebastián, que será objeto de obras en la cubierta del edificio de los juzgados. La sede judicial del Prado de San Sebastián, que será objeto de obras en la cubierta del edificio de los juzgados.

La sede judicial del Prado de San Sebastián, que será objeto de obras en la cubierta del edificio de los juzgados. / juan carlos vázquez

Comentarios 2

Ante la falta de Ciudad de la Justicia, buenas son las reformas. La última que realizará la Junta de Andalucía en el viejo edificio del Prado de San Sebastián consiste en colocar una nueva impermeabilización en la cubierta de los juzgados ante la existencia de filtraciones en el inmueble debido a que el aislamiento se encuentra parcheado y deteriorado por el paso del tiempo. El proyecto cuenta con una partida de 165.833 euros (IVA incluido) y tendrá una duración que no debe superar los dos meses. Aún queda pendiente el vallado del recinto de los juzgados y la Audiencia, incluida la plaza delantera, con una rejería rematada en puntas de acero, y la reforma interior de los edificios.

El proyecto de la Consejería de Justicia e Interior propone realizar la actuación por fases, retirando y acopiando la grava, eliminando los geotextiles y el aislamiento, retirando además la lámina impermeabilizante existente bajo el mismo y adecuando la formación de pendientes para proceder a la ejecución de una nueva capa impermeabilizante, colocación de geotextiles, aislamiento y vuelta a colocar la grava acopiada. Esa solución fue propuesta por los técnicos de la administración tras dos visitas realizadas el año pasado. El edificio tiene una forma rectangular con unas dimensiones aproximadas de 91 metros por 36. Cuenta con cuatro plantas sobre rasante y una subterránea. Dispone de cuatro patios interiores y dos núcleos de comunicaciones. A la planta cubierta se accede desde uno de esos núcleos, el más cercano a la Avenida Menéndez y Pelayo. Esa zona alta no es transitable.

Los trabajos durarán dos meses y cuentan con una inversión que supera los 165.000 euros

Estas obras no afectan a la estructura del edificio. A la cubierta se le han efectuado diversos arreglos puntuales en diversas ocasiones con resultados pocos satisfactorios. La parte exterior de la techumbre está formada por una protección mediante grava de unos seis centímetros de espesor; geotextil de separación; aislamiento térmico de poliestireno extrusionado de cuatro centímetros de espesor; una lámina impermeabilizante asfáltica; y formación de pendiente. La nueva cubierta tras la intervención constará de las siguientes capas: una protección mediante grava de unos seis centímetros de espesor; geotextil de separación; un aislamiento térmico de poliestireno extrusionado; una lámina impermeabilizante asfáltica; una barrera de vapor mediante oxiasfalto; y formación de pendiente ya existente.

Estado actual de la cubierta. Estado actual de la cubierta.

Estado actual de la cubierta.

A estos trabajos de mejoras en una de las infraestructuras judiciales de la ciudad hay que sumar que la administración autonómica comunicó al Ayuntamiento a finales del pasado año su intención de vallar la manzana completa donde se encuentran los juzgados, el edificio de la Audiencia Provincial y la plaza Letrados de Sevilla. Se trata de un cerramiento perimetral mediante un vallado metálico para garantizar la seguridad de los inmuebles donde trabajan a diario más de 1.900 personas. El estudio del vallado ha sido realizado por el aparejador e ingeniero de edificación Manuel Jesús Cansino Conejero por encargo de la Delegación del Gobierno de la Junta en Sevilla. En este estudio se precisa que los inmuebles cuentan con muy buenas conexiones con el transporte público (autobuses, Metro y taxis), medios de locomoción privados y también para los peatones. Los edificios tienen formas rectangulares y comparten una plazoleta delantera con parterres que tiene una superficie de 1.329 metros cuadrados, un espacio que también estará incluido dentro del cerramiento de seguridad. Actualmente, el recinto no cuenta con vallado alguno, a excepción de un tramo que da hacia la Avenida de Menéndez Pelayo y la calle Manuel Bermudo Barrera, donde se suelen usar vallas de las que el Ayuntamiento emplea para la regulación de actos en la vía pública. El informe considera que estas vallas "afean" el conjunto y no ofrecen las garantías de seguridad que requieren este tipo de edificios.

Todavía quedanpendientes el vallado del recinto y la reforma interior de los edificios

El recinto total que será vallado tiene una superficie de 7.066 metros cuadrados. La obra consiste en realizar un vallado perimetral y sus correspondientes puertas de acceso a ambos edificios judiciales. Existen dos tipos de vallas, según se describe en el informe. El primer tipo es el que se empleará entre los pilares de los soportales, sirviendo éstos como puntos de anclaje. Y el segundo tipo es el que rodeará el edificio de la Audiencia y la plaza delantera, que seguirá la misma estética del vallado anterior. Las vallas tendrán una altura de 2,60 metros. El diseño se inspirará en las rejas de las ventanas de la planta baja para que el vallado tenga el menor impacto estético posible. Se trata de que todo quede "integrado", según el documento. La obra se ejecutará por fases, acotando las zonas de trabajo con la señalización adecuada.

Hay una tercera mejora pendiente. La Gerencia de Urbanismo autorizó hace casi un año la actuación que la Consejería de Justicia e Interior llevará a cabo en el viejo edificio del Prado de San Sebastián de cara al traslado de los juzgado de Violencia de Género a esta sede judicial y la reubicación de los servicios del decanato de los juzgados, actualmente desplazados a la planta tercera. La inversión total que realizará la Junta en estos trabajos de mejora y acondicionamiento de estas sedes judiciales tiene un presupuesto de 1,6 millones. En concreto, se concedió una licencia de obras para la reforma parcial del edificio que consiste básicamente en el acondicionamiento de diversas estancias de la planta baja, la primera, la segunda y la tercera.

mal estado.Las obras que se desarrollarán en la cubierta del edificio de los juzgados del Prado de San Sebastián consisten principalmente en colocar una nueva impermeabilización y aislamiento. Los técnicos de la Junta justifican los trabajos en la necesidad de acometer reformas ante la existencia de filtraciones, y al haberse constatado mediante catas, que la actual lámina asfáltica se encuentra parcheada y deteriorada por el paso del tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios