Sevilla

Un evento mundial de guerra electrónica en Sevilla pone en alerta al movimiento pacifista

  • Una plataforma antimilitarista se moviliza para que el Ayuntamiento de marcha atrás

  • La feria está prevista a finales de mayo en Fibes y el gobierno local mantiene que es una cita de defensa nacional que cuenta con el apoyo del Gobierno

Web oficial de los organizadores donde se invita a seguir la cita en Sevilla. Web oficial de los organizadores donde se invita a seguir la cita en Sevilla.

Web oficial de los organizadores donde se invita a seguir la cita en Sevilla.

¿Evento de defensa nacional o feria de armas? La agenda del palacio de congresos y exposiciones de Sevilla (Fibes) confirma una cita para finales de mayo que dará de qué hablar en los próximos meses. Se trata del Electronic Warfare (EW) Europe 2021, que llega a Sevilla después de ser cancelada este pasado noviembre en Liverpool.

La ficha técnica apunta a un encuentro de los principales expertos del mundo en los sectores industriales y académicos militares para ayudar a entender la tecnología y las capacidades que sustentan la gestión electrónica en materia de defensa nacional. Un congreso, promovido por Association of Old Crows (Asociación de Cuervos Viejos, organización profesional internacional sin ánimo de lucro) se completa con una zona expositiva compuesta por unas 85 empresas. Así, junto al programa de conferencias técnicas, el evento cuenta con un área de exhibición para proveedores especializados que mostrarán sus tecnologías, productos y servicios.

Pero la convocatoria ha puesto en alerta al movimiento pacifista y antimilitarista andaluz, que ha dado los primeros pasos para evitar que se celebre en Fibes lo que consideran una feria de armas. Este mismo martes se ha celebrado un encuentro virtual para abrir el debate y desde la Plataforma de Sevilla contra la Guerra se advierte que intentarán que el gobierno municipal de marcha atrás. 

Este evento, con una trayectoria de 25 años, se celebra por primera vez en España y cuenta con el respaldo y la participación del Ministerio de Defensa del país anfitrión. Desde el Ayuntamiento de Sevilla se esgrime que es un evento de defensa nacional y de industria y que no se trata de exaltar valores bélicos o armamento. Al evento está previsto que asistan más de 1.250 personas procedentes en un 80% de casos de Europa y en el resto de América y Asia-Pacífico. Esta feria ha crecido notablemente en el último lustro y cuenta con alto volumen de ventas, según sus organizadores.

Estos datos dan idea del alcance de la cita que en Fibes se ve como una oportunidad de negocio y proyección de la ciudad como referente para este tipo de eventos de industria en un momento especialmente crítico dada la caída de ingresos y eventos provocada por la pandemia.

Esta industria está asentada en Sevilla en empresas como Airbus, que fabrica aviones de transporte militar, y Santa Bárbara, factoría de carros de combate. 

No obstante, desde el gobierno municipal no se esconde la controversia que suponen este tipo de ferias y congresos. ¿Debe prima el empleo y viabilidad de esta industria como cualquier otra? ¿O bien  los sentimientos pacifistas y de no a la guerra? 

De momento, la cita está cerrada y la organización, la empresa Clarion Defense & Security Events y el promotor, confirma en la web del evento que la cita será en Sevilla. Aunque, dada la incertidumbre del momento, como cualquier cita estará sujeta a las restricciones que imponga la pandemia.

Precisamente, éste fue el argumento oficial para suspender la cita, prevista para hace unos días en Liverpool. Pero la verdad es que esta convocatoria desató una fuerte contestación social, una campaña que finalmente habría obligado a las autoridades a rechazar el evento. El alcalde de esta ciudad británica habría recibido cerca de 40.000 mensajes de protesta de ciudadanos por el hecho de querer albergar en un palacio de congresos público un acto para promocionar material bélico. La campaña ha sido secundad por concejales de otros partidos, personajes públicos de distintas disciplinas y medios de comunicación y no sólo ha desencadenado la cancelación de la feria, también ha dado pie a la creación de un código ético que estipulará a partir de ahora qué tipo de eventos puede alojar el Ayuntamiento de Liverpool. 

En Sevilla ya se han sumado destacados antimilitaristas y concejales como Daniel González Rojas, de IU, que ya mostró su rechazo a la cita hace unos días. El edil ha recordado que esta feria tiene como principal patrocinador, entre otros, a Elbit, una de las principales empresas fabricantes de materiales electrónicos de Defensa en Israel. 

Faltan cinco meses para el evento y el debate en Sevilla está servido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios