Sevilla

Un plan municipal de adicciones, la nueva exigencia del PP

  • El grupo popular alerta de la aparición "nuevas amenazas" como la ludopatía, con la incidencia entre los jóvenes de las apuestas deportivas, el abuso de las redes sociales y de los videojuegos"

Una usuaria de plataformas de juego 'on line'. Una usuaria de plataformas de juego 'on line'.

Una usuaria de plataformas de juego 'on line'. / EFE

El Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Sevilla va a solicitar al gobierno local, a través del próximo pleno, la elaboración de un plan de adicciones ante la aparición de "nuevas amenazas, ya que considera "preocupante el aumento del número de personas, especialmente jóvenes, que presentan síntomas relacionados con éstas".

"Se trata de una necesidad que se intensifica en estos tiempos en los que la problemática de la adicción se está diversificando, extendiendo y adquiriendo mayor complejidad en ámbitos como el de la ludopatía, con la incidencia entre los jóvenes de las apuestas deportivas, o el abuso de las redes sociales y las nuevas tecnologías, como es el caso de la adicción a los videojuegos", ha explicado el concejal José Luis García, en rueda de prensa, en la ha comparecido junto al portavoz popular, Beltrán Pérez.

Según los datos de la Federación Española de Municipios y Provincias existen 195 municipios en toda España que disponen de Plan Municipal de Drogodependencias. Tanto la Estrategia Nacional sobre Drogas, como el III Plan Andaluz sobre adicciones, plantean como estrategia prioritaria el potenciar planes municipales de drogodependencias y otras adicciones, según detalla el PP en un comunicado.

Sin embargo, señala que el Ayuntamiento de Sevilla tiene su Plan Municipal de Drogodependencias "obsoleto al no incorporar a las nuevas adicciones, ni articular su desarrollo de forma integral con otras áreas municipales". "Es un documento que no cuenta con difusión pública, estructura sus actuaciones por programas y, sobre todo, no ha sido trasladado para su aprobación al Pleno municipal", explica García.

Así, añade que este trámite de la aprobación plenaria es fundamental ya que su ausencia implica la pérdida de subvenciones a nivel estatal. "Sevilla está perdiendo ayudas en esta materia que debe ser de interés capital para nuestra ciudad y, especialmente, para nuestros jóvenes. Los resultados de la gestión de Espadas molestan mucho y este es un nuevo ejemplo, por eso, no vamos a esperar a estar en el gobierno para empezar a proponer soluciones porque este plan urge", advierte Pérez.

La propuesta que presentará el Partido Popular en el próximo pleno contiene tres acuerdos en este sentido. En primer lugar, plantea que el Ayuntamiento de Sevilla preste los recursos oportunos y adopte las medidas necesarias al objeto de elaborar cuanto antes un nuevo plan municipal de adicciones, que contemple todas las realidades actuales en torno a esta materia. "Es lo mínimo que se puede pedir cuando hay municipios de 5.000 habitantes que lo tiene perfectamente redactado", explica Pérez.

En segundo lugar, recoge adquirir el compromiso de la Delegación de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla de elevar al Pleno en el primer trimestre del año 2019, para su aprobación, el citado plan. Pérez asegura que "este será un compromiso electoral del Partido Popular, pero lo queremos anticipar aunque, todavía, no estemos en el gobierno".

En tercer lugar, la moción pedirá "que se adopten las medidas oportunas al objeto de crear un centro de prevención y atención precoz para menores y jóvenes con consumos problemáticos de drogas u otras conductas que deriven en futuras adicciones, así como a sus familias". Sobre este punto, Pérez señala que "es posible evitar que mucha gente, especialmente jóvenes, caigan en estas adicciones con un programa especial de prevención". "Si no actuamos a tiempo con esos jóvenes el futuro de Sevilla será mucho peor", explica.

"Que un gobierno municipal, casi acabando el mandato, no sea capaz de afrontar esas adicciones a través de un plan municipal coordinado, realizado por los propios funcionarios y tenga claro cuáles son las líneas estratégicas para la lucha contra esas adicciones es un gobierno que no merece estar un minuto más gobernando. Es un gobierno que de manera irresponsable no ha sabido plantarle cara al problema de las adicciones, especialmente, entre los más jóvenes como merece la cuarta capital de España", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios