Informe del Defensor del Pueblo Andaluz

Patinetes: La nueva amenaza en las zonas peatonales

  • Maeztu insta a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias a redactar una ordenanza tipo, dada la falta de regulación.

  • En Sevilla ya se han producido accidentes

Varias personas circulan en vehículos eléctricos por la Avenida. Varias personas circulan en vehículos eléctricos por la Avenida.

Varias personas circulan en vehículos eléctricos por la Avenida. / Belén Vargas

Comentarios 6

Si hace unos años, a raíz de la extensión del carril bici, hubo un boom de la bicicleta en la ciudad, que poco a poco fue encajándose también las zonas peatonales, ahora éstas han empezado a acoger a un nuevo inquilino: los patinetes y otros pequeños vehículos eléctricos. Suelen circular por los carriles bici, pero cuando no los hay, lo hacen por el espacio reservado para los viandantes, aunque la velocidad que pueden alcanzar y el margen de reacción ante obstáculos no son los mismos que los de vehículos sin motor.

Imagen del accidente en la Avenida. Imagen del accidente en la Avenida.

Imagen del accidente en la Avenida. / @EmergenciasSev

En la ciudad de Sevilla ya se han producido algunos accidentes. El pasado 18 de mayo: un turista de 67 años que paseaba por la Avenida de la Constitución resultó herido y tuvo que ser trasladado a un hospital tras ser golpeado por uno de estos patinetes. Según el Ayuntamiento de Sevilla, la Policía Local atendió al herido y está investigando lo ocurrido. En estas zonas turísticas es frecuente verlos y ya han surgido negocios que los alquilan y organizan rutas.

No obstante, su proliferación no es un fenónimo exclusivo de Sevilla, sino de otras ciudades en las que la orografía favorece su circulación y tienen amplias zonas peatonales, como ha advertido el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, en su último informe anual. Maeztu asegura que no hay una regulación de referencia sobre el uso de patinetes eléctricos, scooter y otros medios de transporte eléctricos unipersonales, que los ayuntamientos puedan incorporar a sus ordenanzas. Ha solicitado incluso a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) que ayude a impulsarla lo antes posible.

Según ha recogido en su último informe de 2016, se trata de una actuación que su oficina inició de oficio -no específicamente sobre Sevilla, sino sobre este tipo de vehículos- al "verificar" que suponen "nuevos riesgos" para las personas que transitan por ese espacio peatonal, ya que no están habilitados para circular por la calzada, con el resto de vehículos a motor. El propio Defensor del Pueblo Andaluz advierte que "con relativa frecuencia" circulan además a una "velocidad inadecuada" para una zona peatonal y son "conducidos por personas inexpertas pues, en muchos casos, es la primera vez que los utilizan, por lo que no sólo ponen en riesgo a terceras personas sino también a ellos mismos".

Un turista resultó herido al ser golpeado por uno de estos vehículos en el centro de la ciudad

La FAMP ha aclarado al Defensor que ya se ha creado un grupo de expertos a nivel nacional para abordar este asunto y plantear modificaciones legales o una regulación específica, de cuyas conclusiones le mantendrá informado. En el mismo, hay representantes de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y de la Dirección General de Tráfico. Hasta donde ha podido verificar Maeztu, la circulación de estos "medios de transporte" de uso individual no está contemplada tampoco en el Código de Circulación. El Defensor excluye sólo los casos de sillas eléctricas de personas con movilidad reducida, que tienen la misma consideración que un peatón.

Durante el trámite de este expediente de oficio, Maeztu también se ha dirigido a la Defensora del Pueblo nacional, Soledad Becerril, desde cuya oficina le han confirmado que los patinetes électricos ni siquiera han sido homologados todavía conforme al reglamento de la UE que afecta a vehículos de dos y tres ruedas y a cuatriciclos.

Recientemente, eran los traumatólogos los que alertaban de que se había producido un aumento de los casos de fracturas en niños y adolescentes como consecuencia de las caídas sufridas al usar alguno de estos vehículos, sobre todo los patinetes eléctricos sin ningún tipo de manillar, con los que es fácil perder el equilibrio y que se convirtieron en uno de los regalos estrella de las pasadas fiestas navideñas, como un juguete más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios