MOVILIDAD ¿Dónde dejar bicis y patinetes al utilizar el Metro de Sevilla?

Salud

El Infantil atiende a más de veinte accidentados con patinetes eléctricos

  • Cuatro niños han sufrido traumas graves en piernas y brazos, que han requerido cirugía.

Un joven sobre un patinete eléctrico.

Un joven sobre un patinete eléctrico. / juan carlos muñoz

Las Urgencias del Hospital Infantil registraron el pasado fin de semana una veintena de accidentes de niños de entre 7 y 13 años con patinetes eléctricos, artilugios que este año se han convertido en uno de los regalos estrella en el día de Reyes. Cuatro de los niños que llegaron a las Urgencias han sufrido traumas graves que requirieron su entrada en quirófano para someterse a intervenciones quirúrgicas. "Dos menores han sufrido fractura de tibia y otros dos niños, fractura de antebrazo. Este tipo de traumatismos son considerados de pronóstico grave y requieren intervención quirúrgica", precisó el doctor David Farrington, jefe de sección de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Infantil. Este tipo de fracturas, que no suelen dejar secuelas a largo plazo, requieren una recuperación del paciente de unos tres meses.

Durante los días posteriores al 6 de enero, el servicio de Urgencias del Infantil suele recibir cada año un aumento en la demanda de asistencia por casos de niños que sufren accidentes, pero lo habitual son problemas menores como pueden ser contusiones por golpes o esguinces. "Todos los años, en estas fechas, vemos un aumento de los traumatismos porque el día 6 se suelen regalar patines, bicicletas o patinetes; y es justo en los días posteriores cuando llegan los casos a Urgencias", explica el doctor Farrington.

El riesgo que representan los patinetes eléctricos en niños se ha traducido en el aumento de los casos y en la gravedad. "Este año nos ha llamado mucho la atención el número de casos que llegaron durante el último fin de semana: el sábado 8 y el domingo 9 se registraron, cada día, entre 10 y 13 casos de niños por caídas con patinetes eléctricos", comentó el doctor Farrington, al advertir del riesgo de este tipo de juguete: "Son artilugios que pueden alcanzar una velocidad considerable y no existe una cultura de la protección con casco, rodillera y coderas". Los patinetes eléctricos, también conocidos como hoverboards, alcanzan en torno a los siete o diez kilómetros por hora y se basan en el equilibrio de quien lo maneja, al carecer de puntos de apoyo. Este artilugio consiste en una tabla con dos ruedas que funciona con una batería y requiere de cierta pericia, ya que avanza mediante el balanceo del cuerpo de quien lo utiliza. Este nuevo medio de transporte, cuyo coste puede alcanza los 400 euros, se ha convertido en una de las últimas tendencias en regalos a pequeños y adultos.

"Los niños que los utilicen deben contar siempre con sistemas de protección, casco, codera y rodillera. Los padres siempre tienen que mirar por la precaución", recomienda el responsable de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Infantil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios