Sevilla

La nueva ordenanza de mercados aumenta las sanciones leves

  • Florido ha destacado la participación y la ayuda de las asociaciones de comerciantes y consumidores mediante la presentación de alegaciones, las cuales "han sido todas incluidas".

Comentarios 4

La delegada de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Sevilla,Teresa Florido, ha presentado este miércoles la nueva Ordenanza Reguladora de los Mercados de Abastos, cuya principal característica “es que ha sido puesta en marcha gracias al consenso de todos los comerciantes, se trata de una ordenanza muy participativa”, ha afirmado la delegada.

Este nuevo reglamento para los 19 mercados sevillanos(ocho de concesión administrativa, uno de privado y diez de gestión directa) aprobado por unanimidad en el último pleno del Ayuntamiento lleva vigente desde el 7 agosto y viene a sustituir al anterior creado en el año 1982 con el fin de “poseer una ordenanza para los éstos novedosa y acorde con los tiempos actuales” concretó Florido.

Una de las novedades viene de la mano de las infracciones, las cuales han sufrido un aumento brutal en sus cuantías. De este modo podemos distinguir tres tipos de sanciones, por una lado las leves que pasan de 30 euros en el anterior reglamento hasta 750 en el actual. En segundo lugar, vendrían las graves que llegan ahora hasta 1.500 euros frente a los 60 euros máximos en el anterior y por último las muy graves que pueden rozar hasta los 3.000 euros, cuando en la anterior legislación 150 euros era la cifra más alta a pagar.

Sin embargo, este cambio tan radical no ha sido mal acogido por los placeros, que al contrario se han mostrado impulsadores de la modificación.”Una de las máximas preocupaciones de la asociación de comerciantes era erradicar el número tan alto de falta leves que se dan en los mercados de abastos” comenta la delegada de Salud y Consumo.

Entre estas infracciones hay dos que destacan por sus repeticiones que son las ocupaciones ilegales de los puestos por un lado,y el impago de las cuotas para el mantenimiento del mercado por otro. Con el fin de erradicar este último punto el Ayuntamiento ha iniciado una política de “congestión” basada en la gestión directa de los Mercados tanto por el Consistorio como por los comerciantes ubicados en ellos, asumiendo éstos la limpieza y la vigilancia. De esta manera el Ayuntamiento se encargará de inspeccionar para que todos los placeros paguen las cuotas correspondientes.

Otra de las novedades que aporta el reglamento será la obligación de depositar en la caja municipal una fianza con la que responder ante posibles daños que se realicen a los puestos. De esta forma, Florido ha querido subrayar que esta medida se ha tomado ante las quejas de la Asociación de Placeros por la existencia de negociantes que cuando abandonaban el puesto lo dejaban “absolutamente destrozado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios