Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Patrimonio

El órgano hidráulico del Alcázar se pone a punto

  • En Europa sólo hay tres instrumentos similares.

  • Su autor es el inglés Rodney Briscoe.

Es la única fuente-órgano del siglo XVII que se conserva en España -y uno de los tres que hay en Europa- y está de revisión. Los visitantes que acudan al Real Alcázar pueden sorprenderse a cada hora -entre las 10:00 y las 19:00- con la música que brota de la Fuente de la Fama, una construcción adosada a la Galería del Grutesco que fue construida, presumiblemente, por el arquitecto milanés Vermondo Resta, durante su etapa como Maestro Mayor del palacio. La fuente contaba con un órgano hidráulico que se perdió con el paso de los años y que fue recuperado, en el año 2006, por el entonces director José María Cabeza. El autor del nuevo y peculiarísimo instrumento es el inglés Rodney Briscoe, conservador, además, de los tres órganos similares que hay en Europa. Ha estado esta semana en Sevilla junto a su esposa revisando y poniendo a punto la fuente sonora.

Fue el prestigioso arqueólogo italiano Leonardo Lombardi, quien llevó a Briscoe al Alcázar y propuso la restauración de la fuente y la recuperación del órgano. "Lombardi restauró las Termas de Caracalla y conocía a Briscoe. Él estuvo en el Alcázar, conoció la fuente y trajo a Briscoe, con el que había trabajado. En Europa hay tres órganos hidráulicos del XVII. Dos están en Italia, uno de ellos es el de Villa D'Este, en Tivoli. El tercero es el del Alcázar y él es el conservador de los tres", explica Manuel Hurtado, director de actividades del palacio.

A través de sus tuberías de plomo, el sistema funciona de forma automática a cada hora en punto. Se pueden escuchar dos piezas de Francisco de Correa Arauxo: LXVIII Canto Llamo de la Inmaculada Concepción de la Virgen María y Siguense Dies, y Seis glosas sobre el Canto Llamo. "Las piezas, una sacra y otra profana, las eligió José María Cabeza para que fueran igual a las que se podían escuchar en el siglo XVII", apunta la directora del monumento, Isabel Rodríguez.

El Alcázar recuperó la fuente sonora en el año 2006 por mediación de Leonardo Lombardi

Briscoe y su mujer acuden dos veces al año a Sevilla para realizar las tareas de mantenimiento en el órgano hidráulico, que funciona igual que el existente en el siglo XVII. Lo más complicado de su construcción, aseguró, fue diseñarlo en el espacio tan pequeño que hay entre la fuente y la propia Galería del Grutesco: "Había que hacer un cilindro para que el aire cogiera potencia y era muy complicado. Fue difícil por el espacio". En esta revisión, Briscoe se ha encontrado el órgano en muy buenas condiciones: "Lo más importante es la limpieza porque se acumula mucho polvo y pueden obstruirse los tubos. También hay mucho humedad". Durante su investigación, Lombardi descubrió que la fuente disponía de varios surtidores por donde salía el agua. También había agujeros en el suelo que se activaban cuando sonaba la música.

Rodney Briscoe, como él mismo señala, es autodidacta. Su amor por los órganos le viene por su relación con la Iglesia: "De escuchar música empecé a interesarme y a investigar. Así acabé trabajando en ello. En Inglaterra los órganos son muy importantes". De Sevilla, le gusta el órgano de la Catedral, que ha escuchado, aunque no ha tenido la oportunidad de ver la maquinaria: "Tiene un sonido diferente. Los órganos españoles suenan distinto a los del norte de Europa. Pasa igual con los italianos".

Gracias a este inglés, el Alcázar ha recuperado un sonido perdido del siglo XVII.

La restauración de los tapices de Bacarisas marcha a buen ritmo

Dentro del amplio programa de restauraciones que se ha puesto en marcha en el Alcázar, continúa a buen ritmo la recuperación de los tapices de Gustavo Bacarisas. Encargadas por el rey Alfonso XIII para la Exposición Iberoamericana de 1929, se pueden contemplar habitualmente en los salones del Palacio Gótico. Precisamente en una de sus estancias, la Sala Cantarera, que cuenta con una azulejería excepcional, los visitantes del monumento pueden contemplar cómo se va desarrollando la intervención. No es la primera vez que se pueden ver en directo las tareas de restauración en el Alcázar. Gracias al programa Abierto por obras, se ha dado a conocer de manera directa por los propios restauradores o arqueólogos los trabajos desarrollados, por ejemplo, en el sótano del Palacio Mudéjar. Este próximo sábado tendrá lugar una nueva visita para explicar los trabajos de investigación en la Puerta del León.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios