Plaza del Pumarejo

Un parque infantil y bancos de forja para alejar a los indigentes

  • El cambio estético del Pumarejo se completa con una fuente y cuatro árboles.

Una mujer sentada en uno de los bancos de forja instalados la semana pasada en la Plaza del Pumajero. Una mujer sentada en uno de los bancos de forja instalados la semana pasada en la Plaza del Pumajero.

Una mujer sentada en uno de los bancos de forja instalados la semana pasada en la Plaza del Pumajero. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 12

Más de quince años llevan los vecinos de la Plaza del Pumarejo demandando soluciones a los problemas de convivencia, seguridad y suciedad derivados de la presencia continua de indigentes en esta zona del casco histórico. “Desde muy temprano están bebiendo litronas, se pelean continuamente, incordian a la gente y orinan y defecan por las inmediaciones”, aseguró indignado un parroquiano de la Bodega Mariano Camacho.

En los últimos meses la situación se ha vuelto insostenible. Incluso varios comerciantes han decidido marcharse del barrio. El equipo de Juan Espadas se encuentra intentando revertir este grave problema social. Al refuerzo de limpieza y seguridad, y una mayor atención de los servicios sociales, el gobierno socialista suma ahora una operación estética que incluye un parque infantil, bancos de forja, una fuente de agua y la plantación de cuatro árboles.

Los técnicos de la Gerencia de Urbanismo ultiman un pliego para sacar a licitación una de las novedades más llamativas que presentará la Plaza del Pumarejo en los próximos meses. En el diseño del juego infantil que será colocado priman aspectos importantes como la seguridad y limpieza de los distintos elementos, la estética e integración en el paisaje, o el confort y la comodidad de las personas que cuidan y acompañan a los niños.

Los vecinos llevan años demandando soluciones a los problemas de convivencia

Otras dos novedades ya son visibles para los viandantes. Desde finales de la semana pasada ya se pueden usar los cuatro bancos de forja con separadores que sustituyen a los de granito, utilizados hasta ahora por los indigentes para dormir. Esta medida fue tomada por el ex alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín en la otra mitad de los bancos de la plaza, lo que no evitó que sacaran colchones para dormir en el suelo. Una fuente de agua potable es el segundo cambio estético. Varios operarios instalaron ayer el surtidor en la zona de la plaza más próxima a la calle Fray Diego de Cádiz.

Una última modificación será la plantación de cuatro árboles. La delegación de Parques y Jardines ha comenzado los trabajos previos, ya que el inicio del Otoño “es la fecha idónea”. Las tareas también realizadas ayer arrancaron con los trabajos previos a la plantación de la especie almez a través del destoconado de alcorques con maquinaria especializada. Los cuatro árboles anteriores fueron apeados por recomendación de los técnicos, que alertaron de un grave riesgo para la población debido a su mal estado tras la caída de diversas ramas sobre un velador.

Operarios instalan una fuente de agua potable. Operarios instalan una fuente de agua potable.

Operarios instalan una fuente de agua potable. / M. G.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios