Sevilla

Las plegarias de agosto

  • La Virgen de los Reyes se presenta en besamanos a los fieles tras la restauración realizada por el profesor Arquillo el pasado mes de diciembre

Con un manto verde agua con un bordado plano del siglo XIX y el pecherín de esmeraldas y amatistas. Así se reencontró la Virgen de los Reyes, patrona de Sevilla y su Archidiócesis, con los miles de fieles que pasaron ayer por el primer día de su besamanos en la Capilla Real. La cola para postrarse ante las plantas de la Virgen fueron una constante durante toda la tarde. Sevillanos y turistas se mezclaban en una tarde en la que el calor apretaba de lo lindo en la Catedral y en la que llamó mucho la atención el rostro y las manos restauradas de la patrona tras la intervención llevada a cabo por el profesor Arquillo el pasado mes de diciembre.

La restauración de la Virgen es la gran novedad de la procesión de este año y los fieles no eran ajenos a ella al pasar por el besamanos: "Tiene las manos muy nuevas", comentaba un joven al salir de la Capilla Real. La opinión general de los fieles tras contemplar a la Virgen de cerca era bastante buena.

Durante toda la mañana de hoy los devotos volverán a ofrecer sus plegarias a la Virgen. Por la tarde, las Hermanas de la Cruz volverán a cambiar a la patrona, que será entronizada en su paso de palio de tumbilla situado ya en el altar de plata, donde mañana comenzará la novena, que será predicada este año por Adrián Sanabria, vicario episcopal para la Nueva Evangelización.

La asociación de fieles ha decidido que las colectas que cada año se realizan el penúltimo día de la novena sea para las religiosas de Regina Mundi, un centro con el que tienen una especial vinculación y al que destinan esta importante ayuda económica de manera periódica.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios