Sevilla

46 'plumillas' con bolígrafo y papel

  • La Policía impidió el acceso de cámaras, móviles y grabadoras

Un grupo de periodistas pregunta a uno de los abogados de las partes a las puertas del Palacio de Justicia Un grupo de periodistas pregunta a uno de los abogados de las partes a las puertas del Palacio de Justicia

Un grupo de periodistas pregunta a uno de los abogados de las partes a las puertas del Palacio de Justicia / EFE

La sesión de ayer y la de hoy son las dos únicas del juicio contra los cinco sevillanos de la manada que se desarrollan en audiencia pública. A la de ayer, en la que presentaron sus informes de conclusiones la Fiscalía y el resto de acusaciones, acudieron 46 periodistas y 24 ciudadanos que asistieron como público. Los periodistas eran todos redactores, lo que se conoce en el gremio como plumillas, al estar prohibido el acceso de cámaras y fotógrafos. El tribunal adoptó medidas extraordinarias para garantizar que no hubiera grabaciones de la sesión.

Además de los periodistas, la mayor parte de las sillas que se habían habilitado para el público fueron ocupadas por jóvenes, la mayoría de ellos estudiantes. Sólo se permitió la entrada en la sala del jurado, la mayor del Palacio de Justicia de Navarra, a 70 personas, 46 periodistas ya acreditados para cubrir el juicio y 24 ciudadanos, entre los que no había ningún familiar ni de la denunciante ni de los cinco acusados.

El acceso al público se daba por orden de llegada a partir de las ocho de la mañana, cuando los asistentes a la sesión de ayer se tuvieron que identificar con su DNI. Desde media hora antes ya había gente esperando, de forma que la plazas se ocuparon con rapidez. Todos los asistentes tuvieron que pasar después por el control de acceso al edificio y a continuación por otro se seguridad que la Policía Foral ha instalado con varios agentes junto a la puerta de la sala para impedir que se introdujeran cámaras, grabadoras o teléfonos móviles.

Las mismas medidas se aplicaron a los periodistas, que para su trabajo sólo pudieron entrar en la sala con cuaderno y bolígrafo. El proceso se repetirá hoy para medios de comunicación y ciudadanos, ya que las autorizaciones concedidas a estas 24 personas sólo tenían validez para la sesión de ayer, en la que se presentaban sus conclusiones las acusaciones, pero para hoy, turno de las defensas, se necesitarán nuevas. La expectación hoy es quizás mayor todavía que la que había ayer, ya que los acusados podrían ejercer su derecho a la última palabra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios