Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla

El juez pone en libertad a cinco de los nueve imputados por el tiroteo de las Tres Mil

  • Entre los liberados hay cuatro hermanos de la matriarca pero ésta, su marido y su hijo siguen presos

Cinco meses después de la muerte de la niña de siete años Encarnación S. S., que fue alcanzada en un tiroteo registrado en las Tres Mil Viviendas, la Audiencia de Sevilla ha ordenado la excarcelación de cinco de las nueve miembros del clan familiar de los Perla que permanecían en situación de prisión provisional desde que fueron detenidos por su relación con estos hechos.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial dictó ayer un auto en el que, en contra del criterio de la Fiscalía, decidió poner en libertad a cinco de las nueve personas que permanecían encarceladas. El tribunal ha estimado parcialmente el recurso de apelación presentado por el abogado Manuel Castaño, que defiende al clan de los Perla, y ha puesto en libertad a cinco de los imputados, entre los que se encuentran precisamente cuatro hermanos de María del Carmen B. H., la matriarca del clan, conocida como la Perla. Los imputados que han quedado en libertad sin fianza son Jonathan, Yohu, Fernando y Gregorio, todos hermanos de la matriarca, y una quinta persona, Raúl J., yerno de la Perla.

El letrado Manuel Castaño alegó en su recurso que no había indicios suficientes de que estos imputados tuviesen una participación relevante en los hechos ni que portaran armas y abrieran fuego contra el miembro del otro clan familiar, los Mariano, al que reprochaban que hubiese secuestrado unos meses antes al hijo de la matriarca de los Perla. También alegó que no había riesgo de fuga.

La Audiencia ha rechazado, en cambio, la puesta en libertad de María del Carmen B. H., mientras que su marido, Antonio G. M., el Coleta, y su hijo Antonio José no habían pedido su libertad, tras haber reconocido en sus declaraciones que ellos portaban armas y que abrieron fuego, si bien manifestaron que realizaron disparos "al aire".

En noviembre de 2013 dos hermanos de la Perla aseguraron en su declaración ante la juez de Instrucción número 20 de Sevilla que la matriarca no participó en el tiroteo, pero estos testimonios no han cambiado el criterio de la Audiencia y además frente a los mismos está la declaración de un testigo protegido que presenció el tiroteo y aseguró que la Perla portaba un arma con la que efectuó "numerosos disparos".

Tras la decisión de la Audiencia, ya sólo quedan en prisión cuatro de los 13 imputados que hay en esta causa. Se trata del Coleta y su hijo, la Perla y una cuarta persona que fue detenida en un chalé de Hinojos donde ejercía funciones de vigilante.

Los miembros del clan de la Perla están imputados por hasta cinco delitos: homicidio, contra la salud pública, tenencia ilícita de armas, encubrimiento y amenazas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios