Reacciones a la regulación de patinetes eléctricos en Sevilla Ampes ve esperpéntica la normativa y A Contramano la elogia

  • La asociación de usuarios de vehículos de movilidad personal (Ampes) critica que la norma es "restrictiva y con un fin sancionador”

  • A Contramano afirma que “es una regulación equilibrada y esperamos que inspire a otras ciudades”

La reacción de dos entidades de movilidad, tras conocerse la propuesta de regulación de patinetes eléctricos aprobada por el Ayuntamiento de Sevilla y que se aprobará inicialmente en el pleno de este mes, ha sido muy diferente.

La Asociación para la movilidad personal ecológica de Sevilla (Ampes), que agrupa a los usuarios que se mueven con patinetes y otros vehículos de este tipo, calificó este lunes de “esperpento, restrictiva y con un fin sancionador” el proyecto de normativa para vehículos de movilidad personal aprobado por el Ayuntamiento por “hacer oídos sordos” a las propuestas que presentó la entidad. Rechaza que no se les permita circular por la calzada, sino únicamente por calles zona 20 y 30 que en la práctica se reducen al centro de la ciudad; que se limite su potencia a 250 vatios (Ampes había pedido que se diferenciaran dos categorías con más y menos potencia); y se oponen a que no se permita poner un sillín a los de potencia autorizada para personas con movilidad reducida; se oponen también a que se limite la edad a mayores de 15 años cuando no se hace con la bici eléctrica; y critican que la potencia permitida a los monociclos eléctricos (500 vatios) es excesiva y hace “muy complicado” que se pueda encontrar un modelo en el mercado.

Por contra, la asociación A Contramano mostró este lunes su “acuerdo global” con la propuesta de regulación de vehículos de movilidad personal del Ayuntamiento por entender que se ciñe a “las líneas generales” de la posición de los ciclistas. “Es una regulación equilibrada, que permite la convivencia de bicicletas y patinetes eléctricos en las vías ciclistas sobre la base de la necesaria equiparación de potencias y de la prohibición de la circulación por dichas vías de vehículos que la regulación europea considera ciclomotores”. La entidad aplaude que limite la potencia de los patinetes que pueden circular por las vías ciclistas a 250 vatios y prohíba la de los patinetes con sillín o “pseudo-ciclomotores” y “prohíba” también la de todos estos vehículos por las aceras. Elogia también los límites de potencia también para los vehículos autoequilibrados y la limitación de “los segway por las vías ciclistas a actividades turísticas por itinerarios pre establecidos”, A Contramano espera que este proyecto sirva de inspiración a otras ciudades españolas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios