Sequía

Los embalses que abastecen a Sevilla siguen perdiendo agua y apenas hay para aguantar un año

El embalse de Melonares a finales de agosto de este año.

El embalse de Melonares a finales de agosto de este año. / Juan Carlos Vázquez

Las reservas de los embalses de la empresa metropolitana de aguas de Sevilla (Emasesa) han empeorado en septiembre por las altas temperaturas y el déficit de lluvias. Se han cumplido las previsiones más pesimistas que la empresa trazó en marzo tomando como base lo que pasó en la sequía de 1991 a 1995 en Sevilla (ver infografía adjunta).

A día de hoy, el agua almacenada en los cinco pantanos de Emasesa (Aracena, Zufre, Minilla, Gergal, Melonares y Cala) está muy por debajo del límite de emergencia en el que entramos el pasado julio, dos meses atrás. La situación global, a 14 septiembre de 2023, indica que el volumen embalsado se sitúa en 203,79 hectómetros cúbicos (hm3), bastante más abajo del límite de 221 hm3 que marca la situación de emergencia por sequía.

La constatación de este dato, que figura en la página web de la empresa Emasesa, llevó este jueves al grupo de la oposición municipal Con Podemos-IU a exigir a la empresa metropolitana que aplique ya restricciones de agua porque no es cierto que haya reservas para un año, como mantiene el Ayuntamiento.

Reservas actuales en situación de emergencia. La actual sequía sigue los patrones de la que sufrió Sevilla de 1991 a 1995 Reservas actuales en situación de emergencia. La actual sequía sigue los patrones de la que sufrió Sevilla de 1991 a 1995

Reservas actuales en situación de emergencia. La actual sequía sigue los patrones de la que sufrió Sevilla de 1991 a 1995 / Departamento de Infografía/ Fuente: Emasesa

Situación de los embalses de Emasesa a 14 de septiembre. Situación de los embalses de Emasesa a 14 de septiembre.

Situación de los embalses de Emasesa a 14 de septiembre. / Departamento de Infografía

“Es absolutamente falso que hay agua para un año cuando Sevilla se encuentra en situación de emergencia por sequía al contar con reservas por debajo de los 221 hectómetros cúbicos”, argumentó el portavoz adjunto Ismael Sánchez.

El grupo municipal denunció la “pasividad” del gobierno municipal ante la sequía y reclamó una reunión “urgente” del Consejo de Administración de Emasesa para “abordar la crisis hídrica y acordar medidas efectivas antes de que sea demasiado tarde”.

La pregunta clave es si estos 203 hectómetros cúbicos dan para beber un año o menos. El gobierno local de José Luis Sanz asegura que “hay agua garantizada para un año”. Otros expertos calculan que hay agua “para un año y pico”, en contra de lo que sostiene Con Podemos e IU.

“Según los datos que se manejan, hay agua garantizada para un año. Se tomarán las medidas que haya que tomar, de las que se irá informando conforme sea conveniente y cuando sea conveniente; medidas que, en ningún caso conllevará a cortes de agua”, declaró este jueves el gobierno local a preguntas de este periódico. El plan del alcalde es tomar una decisión a finales de septiembre.

De los embalses de Emasesa (que abastecen a Aljarafesa y otros) salen un total de 91 hm3 de agua al año para consumo en Sevilla y su área metropolitana. El ingeniero de caminos Indalecio de la Lastra, exconsejero de Emasesa de IU, defiende que hay agua para menos de un año porque la reserva total de los embalses (203 hm3) no se aprovecha en su totalidad para el consumo de la población, ya que hay una parte importante que se evapora.

Un 30 por ciento del agua se pierde por el río al pasar de Minilla al Gergal. Y eso no esta contabilizado. Los embalses no son una piscina; tienen muchas pérdidas”, avisa el ingeniero.

Por esa razón, la coalición Con Podemos e IU insta al gobierno de Sanz a aplicar el protocolo de emergencias que establece controles sobre el consumo de agua de acuerdo con el Plan de Sequía de Emasesa, una estrategia para afrontar la ausencia de lluvias integrada en el Plan Hidrológico del Guadalquivir y que, como ha recordado Pedro Sánchez, “es de obligado cumplimiento para todas las administraciones”.

El exconsejero de Emasesa recalca que “es obligatorio tomar medidas restrictivas y cortes” y señala que “es un delito no tomarlas”.

Los cálculos de que hay agua para menos de un año coinciden con la versión ofrecida por el anterior consejero delegado de Emasesa, Jaime Palop, a mediados de mayo pasado a este periódico. Palop declaró que “en octubre quedaría agua solo para 10 meses, si no cae una gota”, y por eso había que “planificar alternativas que no supongan cortes de agua potable en la red. Palop habló incluso de “si no llueve entre octubre de este año y enero de 2024, Emasesa tendrá que activar el plan para beber agua del estuario del Guadalquivir”. Ahora dirige Emasesa Manuel Romero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios