El tiempo ¿Cuántos días hace que no llueve en Sevilla?

  • Las últimas precipitaciones de consideración tuvieron lugar el 25 de abril 

  • Ya van casi cuatro meses sin agua, el verano está siendo seco tras una primavera que batió récords

Un turista asiática se protege del sol en Mateos Gago. Un turista asiática se protege del sol en Mateos Gago.

Un turista asiática se protege del sol en Mateos Gago. / Antonio Pizarro

Comentarios 6

Los registros meteorológicos apuntan que en Sevilla no llueve desde hace exactamente 118 días. Al menos de manera considerable, pues se han sucedido dos o tres episodios de chubascos muy débiles, algunos en forma de tormenta de arena, que han dejado algunas gotas. Una cantidad insignificante que no llega a ser recogida por los pluviómetros.

El último día en el que se necesitó el paraguas fue el 25 de abril. Después de una Semana Santa lluviosa y un Jueves Santo donde se batieron récords de precipitaciones, con una fuerte tormenta de lluvia y granizo, la lluvia hizo una tregua que se prolonga prácticamente hasta el día de hoy. En abril las precipitaciones fueron un 137% superiores a lo habitual en Sevilla. 

Los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) recogen que en lo que va de verano, de junio a agosto, hay una ausencia absoluta de precipitaciones. Es la tendencia habitual en Sevilla en esta estación, aunque otros años suelen recogerse algunos litros. Los registros desde 1981 a 2010 demuestran que la media acumulada en este periodo suele ser insignificante, inferior a los 8 litros por medio cuadrado. Pero este año el contador está a cero. 

"El verano en Sevilla se caracteriza por el estiaje y las altas temperaturas, la situación actual es, por tanto, totalmente normal", explica Luis Fernando López Cotín, delegado territorial de Aemet. Es el clima que predomina en Andalucía occidental, al contrario de lo que ocurre con la zona oriental, donde sí son frecuentes las lluvias durante el estío, o en comunidades como Aragón, donde es la época donde más lluvia se recoge. 

El verano está siendo seco, siguiendo la tendencia de las últimas décadas. "Abril es por ahora el único mes del año en el que las lluvias están dentro de lo habitual ya que el resto de la primavera, tanto mayo como junio, han vuelto a tener un carácter muy seco en Sevilla. De momento, julio también ha sido catalogado como un mes muy seco con un 0% de precipitación y en agosto tampoco se están registrando lluvias", apunta Mar Gómez, meteoróloga de eltiempo.es.

Contraste con un otoño muy húmedo

No ha llovido nada, pero era más o menos lo previsible. "Cuando realmente debemos preocuparnos es cuando no llueve en otoño y en invierno", explica López Cotín. El pasado otoño fue muy lluvioso en Sevilla. Noviembre se cerró con un volumen de lluvia que duplica la media registrada por la Aemet: más de 250 litros por metro cuadrado acumulados en sólo tres meses. Una cifra con una feliz traducción en los pantanos. 

Sin embargo, la situación comenzó a cambiar a primeros de año y el invierno ha sido bastante seco en Sevilla, donde ha llovido casi cuatro veces menos de lo habitual, pues las precipitaciones acumuladas apenas superan los 40 litros por metro cuadrado. "Enero fue un mes seco con un 43% de precipitaciones sobre la media, le siguió un febrero muy seco con solo 1% de lluvia respecto a lo que suele ser normal", añade Mar Gómez.

Una tendencia que se invirtió en la primavera, que arrancó lluviosa y superó todas las marcas unos días después de la Semana Santa, a finales de abril. Hasta mediados de mayo, los registros históricos apuntan que lo normal es que llueva bastante y a partir de esa fecha las precipitaciones vayan desapareciendo. Este año este estiaje se ha adelantado. Y el volumen acumulado durante la primavera se estancó en los 80 litros por metro cuadrado. 

"Enero  contó con un anticiclón de bloqueo que, además, elevó las temperaturas por encima de lo normal en ese mes en muchas zonas de España. En junio vivimos la primera y temprana ola de calor del verano. Desafortunadamente la tendencia a aumentar el patrón anticiclónico en nuestro país en los próximos años es alta así como las entradas de aire cálido desde el norte de África, algo que no ayudará a solventar la sequía", comenta Mar Gómez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios