La ampliación del metropolitano Los detalles económicos de los anteproyectos

La tuneladora encarece en 7 millones cada tramo de túnel

  • El precio de una estación poco profunda se multiplica por tres si se construye a más de 40 metros, como las del centro

Comentarios 12

El Metro subterráneo poco profundo y sin apenas tuneladora elegido por la Junta de Andalucía para la mayor parte de los trazados de las líneas 2, 3 y 4 tiene una explicación económica. Obras Públicas ha tratado de satisfacer la exigencia del Ayuntamiento de Sevilla de hacer bajo tierra las líneas que quedan con la técnica menos costosa: a cielo abierto con la técnica de los muros-pantalla. Se ha recurrido a túneles con la mínima profundidad (de 12 a 15 metros la mayoría, según el anteproyecto) que resultan hasta siete millones de euros más económicos que los construidos con una tuneladora.

Según la valoración económica de los anteproyectos de las líneas 2 y 4 consultados por este periódico, cada kilómetro de túnel de doble vía con tuneladora cuesta 25,8 millones de euros para una profundidad superior a 40 metros, muy lejos de los 18,6 millones de euros que cuesta hacer un túnel a una media de 15 metros de profundidad, igual de seguro, pero más simple al construirse manualmente entre pantallas laterales, como se hizo el tramo de Montequinto.

Otro indicador de que la profundidad en un metro cuesta más dinero. Cada estación subterránea planteada en el centro de Sevilla a más de 40 metros cuesta 19,5 millones, según el anteproyecto de la línea 2, muy lejos también de la media de 5 a 6 millones de euros de coste estimado para una estación subterránea entre pantallas con profundidades medias de 15 metros.

(Pulse sobre la imagen para visualizar el gráfico al completo)

El caso de la línea 3 podría ser una excepción. El coste de cada kilómetro de túneles entre pantallas es muy superior a los que se plantean en las demás líneas pese a ser los menos profundos (12 metros). Las ingenierías encargadas de su diseño citan 24,5 millones de euros por kilómetro para el túnel más superficial, a sólo un millón de diferencia del túnel con tuneladora. Una posible explicación podría ser que discurren en buena parte por la ronda histórica, con elementos arqueológicos más sensibles que en los barrios.

El precio baja sobremanera en los 8,9 kilómetros de trazados en superficie (entre las tres líneas) por los que apuesta la Junta. En la línea 3, las ingenierías citan 1,7 millones de euros para cada kilómetro de vía doble en superficie. En la línea 2, la cifra sube poco más hasta alcanzar los 1,8 millones por kilómetro.

Otro indicador de que profundidad implica más coste. Las 18 estaciones de la línea 2 (ver cuadro inferior) son las que cuestan más dinero (229 millones de euros), pese a ser la segunda en longitud, al tener la mayor cantidad de paradas a gran profundidad (50 metros) ejecutadas con tuneladora desde Torretriana a Santa Justa para cruzar el centro histórico sin afectar a restos arqueológicos ni edificios protegidos. Las 24 estaciones de la línea 4 cuestan bastante menos: 214 millones y lo mismo sucede con los 129 millones estimados de las 18 estaciones de la línea 3.

Fuentes de Ferrocarriles Andaluces de la Junta recalcaron ayer que la inversión de 2.843 millones que se plantea para las tres líneas es mucho más realista que el coste en que se adjudicó la línea 1 (428,5 millones que al final de la obra subieron a 658 millones) y negaron que se trate de una apuesta barata porque el coste de las tres líneas se acerca más a la horquilla máxima de 3.150 millones que la Junta barajó el pasado mayo que se gastaría en las tres líneas, frente al mínimo de 2.275 millones que se fijó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios