Sevilla

Los vecinos de Las Vegas se quejan de la devolución de sus cartas

  • Lamentan que tengan que acudir hasta la oficina de la Raza para recoger su correspondencia

Los vecinos de Martínez Montañés, la barriada más degradada del Polígono Sur, se quejan de la devolución sistemática de sus cartas por parte de Correos. El presidente de la asociación de vecinos de esta zona, conocida popularmente como Las Vegas, Rafael Pertegal, explicó a este periódico que las cartas que no llevan la dirección exacta de los destinatarios se devuelven directamente a Correos.

Esto, que podría parecer algo lógico en cualquier zona de Sevilla, no lo es tanto en esta barriada, que tiene una serie de características peculiares. En primer lugar, en la mayoría de los edificios no hay buzones porque han sido destrozados durante años y no se han repuesto. En segundo, muchos de los pisos han sido vendidos de manera ilegal, un mercado negro fruto del descontrol de las administraciones durante décadas. De esta forma, el propietario de la vivienda en cuestión o el inquilino de la misma no siempre coincide con el destinatario de la carta. En tercer lugar, el servicio de Correos es fundamental en una zona en la que muchos de los habitantes tienen asuntos pendientes en los juzgados y, por tanto, están a la espera de recibir notificaciones o citaciones judiciales.

Por este motivo, hasta ahora el servicio de Correos se organizaba en un local del barrio, al que los ciudadanos acuden con frecuencia a preguntar si hay carta para ellos. Antiguamente existía un cartero que se desplazaba, como en el resto de la ciudad, por las calles del barrio para dejar las cartas en los buzones o entregarlas en mano. Sin embargo, después de una serie de incidentes -uno de los profesionales de Correos llegó a ser atracado con una navaja-, el reparto de la correspondencia se estableció en una pequeña oficina situada en un local del barrio, en la calle Escultor Sebastián Santos.

Esta es una de las vías que ha mantenido siempre esa denominación, pero hasta hace unos años, las calles de Las Vegas no tenían nombre, lo que supone otra dificultad añadida a la hora de la correspondencia, ya que no todos han actualizado los datos de sus domicilios. A principios de esta década, el Ayuntamiento de Sevilla decidió rotular las calles de la zona más deprimida de la ciudad con nombres de obras literarias ilustres, en un intento por normalizar mínimamente la vida cotidiana del barrio. La Eneida, El nombre de la Rosa, Viridiana o Cartas Marruecas son algunas de las calles situadas en la zona más conflictiva de Las Vegas.

Los vecinos se quejan también del cierre de una oficina de Correos que había junto al centro comercial Alcampo, en la avenida de la Paz. Antes, para recoger alguna carta certificada que no se hubiera podido entregar, se desplazaban hasta este local, que está situado cerca del Polígono Sur. Ahora, en cambio, tienen que ir hasta la oficina de Correos de la avenida de la Raza, lo que supone un desplazamiento excesivo, sobre todo para la gran cantidad de ancianos que viven en el barrio. Además, no hay ningún autobús de Tussam que lleve directamente desde el Polígono Sur a la Raza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios