Fichajes Sevilla FC Comienza la cuenta atrás

  • Monchi pondrá en Tanzania las primeras piedras de su gran proyecto.

  • Proponer una nueva función para Caparrós y escuchar su respuesta, paso previo para la elección del entrenador

Monchi y Caparrós, ayer en el aeropuerto de San Pablo antes de viajar a Tanzania. Monchi y Caparrós, ayer en el aeropuerto de San Pablo antes de viajar a Tanzania.

Monchi y Caparrós, ayer en el aeropuerto de San Pablo antes de viajar a Tanzania. / Victor Rodríguez

El nuevo director general deportivo, Monchi, ya ha puesto los dos pies en Tanzania y, con ello, comienza la cuenta atrás para el inicio del proyecto. A diferencia de cuando se marchó a la Roma, el de San Fernando tiene plenos poderes (en lo deportivo por supuesto, pero también en gran parte de lo económico) y su idea es cincelar la obra a su gusto en prácticamente todas las áreas, un trabajo arduo que –aseguran los que están cerca de él– no le asusta, sino que más bien lo tiene muy ilusionado.

Y la primera piedra, como ya dijo el lunes, piensa ponerla en este exótico país africano en el que nadie podía imaginar que el Sevilla se encontraría en la semana en la que se va a disputar la final de la Europa League. De Bakú a Dar-es-Salam para expiar los pecados.

En este apartado lugar del mundo civilizado, el primer paso para Monchi va a consistir en plantearle a Joaquín Caparrós de la mejor manera posible su salida del vestuario y su recolocación en otra función en la que pueda ser muy importante para el club, pero no directamente con relación en el primer equipo. El ex guardameta le dará un tiempo al utrerano para que decida en seguir vinculado al club que tanto dice amar o prefiere seguir su camino en los banquillos. Es evidente que ello también dependerá de las ofertas que Caparrós tenga en el mercado y cómo las valore, pero lo que está asegurado es que no va a seguir como entrenador del primer equipo del Sevilla pese a que Monchi aún no lo ha asegurado públicamente.

El Sevilla le va a proponer un puesto relacionado con la organización de la cantera o bien en el área de relaciones institucionales, puesto que el gaditano no olvida su predicamento en gran parte de la afición y en el mundo del fútbol en general.

Solventado este primer paso, Monchi tendrá vía libre para elegir al líder del nuevo proyecto, para lo que tiene varios candidatos con los que está terminando de contactar. En la concentración en Tanzania tendrá tiempo para captar las impresiones del presidente y sopesar todos los pros y los contras de cada uno de los canditados dentro del reducido ramillete de técnicos que maneja.

Monchi desea que todo esto no se retarde mucho, pero el desenlace final puede demorarse hasta la semana próxima, ya que algunos entrenadores en los que ha pensado aún están terminando la temporada con sus equipos.

También aprovechará para mirar cara a cara a algunos jugadores y hablar sobre su futuro, si bien en algunos casos falta la opinión del entrenador. En otros las cartas están boca arriba y el propio Monchi va a tomar la responsabilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios