Daniel Carriço | Futbolista del Sevilla FC

“Me quedan muchos años de fútbol aún”

  • El luso, recién cumplida la treintena, afronta su sexta temporada con la ilusión intacta tras dos malas campañas y ve su edad ideal para un central: “Ya se conoce uno a sí mismo”

Daniel Filipe Martins Carriço (Cascaes, 4 de agosto de 1988) está iniciando a sus 30 años recién cumplidos la sexta temporada en el Sevilla, al que llegó en el verano de 2013, cedido por el Reading antes de que Monchi ejecutara su opción de compra. Después de dos años con escasa participación, y tras otro verano con tentativas externas, se queda en el Sevilla para reivindicarse.

–Va por su sexta temporada ya... ¿Cuáles son sus nuevos retos?

–Cada temporada es un nuevo reto. Llevo muchos años aquí, afortunadamente, porque el Sevilla es un club grande de España y de Europa y me siento un sevillista más. Es un club en el que he ganado muchos títulos, he podido formar parte de la historia de este gran club y el reto es seguir ganando y conquistando títulos.

–Es el más antiguo de la plantilla, uno de los capitanes...

–Cuando uno forma parte de los capitanes es uno de los líderes, de los más antiguos. Y tu misión es pasar el mensaje a los nuevos de lo que supone jugar en el Sevilla Fútbol Club, de lo que es jugar con este escudo y cuál es la historia de este club tan importante en España y Europa. Con los nuevos hay que intentar que se adapten lo más rápido posible, intentar ayudarles, ser un líder también en eso, para que se sientan cómodos en el club y puedan aportar lo máximo.

–¿Se toma esta nueva temporada como una reválida, tras dos años de escaso protagonismo?

–Sí, la verdad es que sí. Lo bueno del fútbol es que puedes tener mala suerte, pero siempre hay una nueva oportunidad. Siempre hay nuevos retos y yo me marco esta temporada como una nueva oportunidad para mí. El compromiso mío con el club siempre ha sido máximo, con más suerte o menos suerte, el compromiso siempre ha estado ahí. Creo que nadie puede apuntarme nada porque siempre he sido profesional. Y lo que me marco para esta temporada es intentar ayudar lo máximo al club, si es posible dentro del campo y si no, cuando no me toque jugar, aportar desde fuera.

Carriço posa ante la silueta de las tres Europa Leagues que ganó. Carriço posa ante la silueta de las tres Europa Leagues que ganó.

Carriço posa ante la silueta de las tres Europa Leagues que ganó. / Juan Carlos Vázquez

–¿Qué pasó en estos dos años? Lesiones, también falta de confianza de algún entrenador...

–No fueron sólo lesiones. La temporada pasada estuve seis meses entrenando y jugué muy poco. Con Montella el equipo tenía muy pocas rotaciones, hemos tenido prácticamente la mitad de la plantilla sin utilizar. Al final, si hubiese jugado más, no estaríamos hablando de que había jugado tan poco. Es el fútbol, hay veces que te toca jugar más y otras menos. Hay que seguir, y seguir creyendo en ti para seguir disfrutando tu trabajo.

–El año anterior, Sampaoli tampoco le dio mucha confianza.

–También... pero ahí fueron un poquito más las lesiones. Forcé mucho, jugué mucho lesionado. Y al final el cuerpo se queja cuando tú lo fuerzas. Pero ya no quiero hablar de eso, quiero hablar del presente y del futuro, de la ilusión que tengo por esta temporada.

"El año pasado me llevé seis meses entrenando sin jugar; Montella no utilizaba a media plantilla casi"

–Pero, ¿en algún momento se arrepintió de renovar?

–No, no me he arrepentido. Es verdad que hubo clubes interesados, pero siempre he dado prioridad al Sevilla. Me ofrecieron renovar, estoy aquí feliz, mi familia está feliz y sigo otro año con la misma ilusión que tuve desde que llegué.

–Este verano también ha tenido propuestas de otros clubes...

–Sí, pero no se han dado las circunstancias. No era bueno para el club, no era bueno para mí. Y al final me he quedado.

–¿En ningún momento ha pensado que podría haber acabado su ciclo en el Sevilla?

–Al final cada año que pasa... (sonrisa). Es muy difícil que un futbolista siga muchos años en un club. Casi todos los años rotan mucho todas las plantillas. Esta es mi sexta temporada, y parece que cada año que pasa se acerca más mi salida. Este año podría haber salido, no se han dado las circunstancias, pero es un año más y la ilusión y el compromiso son máximos.

–¿Ha hablado con Pablo Machín de todo esto?

–Sí, he hablado con él. Soy uno más de la plantilla y el Sevilla cuenta conmigo, el míster cuenta conmigo y soy uno más para aportar y para ayudar.

–Acaba de cumplir 30 años (el 4 de agosto), edad ideal para una posición y un rol como los suyos.

–Un defensa en esta edad es cuando se encuentra más cómodo. Te posiciones mejor, sabes perfectamente lo que tienes que hacer en el campo, se conoce uno a sí mismo, así que es más fácil para un jugador de nuestra posición cuando tiene 30 años, cuando tiene más experiencia, jugar y jugar mejor.

"Con Pablo Machín sabemos todos lo que pretende de cada uno;es un tío que te dice las cosas a la cara"

–¿Qué puede aportar en el nuevo proyecto de Pablo Machín? Sistema nuevo, idea nueva...

–Estamos jugando con tres centrales, ya había jugado con Sampaoli también así. No es la misma idea, pero sí el mismo sistema que habíamos tenido a veces con Sampaoli. Y eso te ayuda, porque tienes la experiencia de jugar con ese dibujo. Y con tres centrales la verdad es que me encuentro cómodo.

–¿Cómo es por dentro Pablo Machín? Desde fuera parece el castellano típico: seco, pero claro.

–Intenta pasar su mensaje a los jugadores, la idea está muy clara. Sabemos todos lo que pretende de cada uno. Es un tío que te dice las cosas a la cara y eso es importante.

–¿Y cree que el equipo ya está perfectamente adaptado a su sistema y su idea de juego?

–Siempre que hay un cambio de entrenador los primeros meses son para coger la nueva idea y la dinámica. el equipo va mejorando y creo que vamos a crecer mucho más todavía.

–¿Es innegociable el 3-4-3? ¿No les ha hablado de la opción de buscar otro dibujo?

–No. Yo creo que él lleva jugando mucho tiempo jugando así. Él cree mucho en este sistema, puede haber algún cambio algún día, pero ahora mismo nos encontramos bien con este sistema.

"El 3-4-3 es difícil para los rivales, hay que tener buena comunicación, pero puedes presionar arriba"

–¿Para los centrales qué implica ese dibujo? Por fases ha habido riesgos cuando el equipo está adelantado, o agujeros a la espalda de los carrileros...

–Si hay buena comunicación, si te adaptas bien a ese sistema es muy complicado para los rivales, porque todo el mundo suele jugar 4-3-3 o 4-4-2 y cuando juegas contra un 3-4-3 se les hace complicado, porque los carriles muchas veces se encuentran solos y cuando tienen el balón casi siempre tienes un hombre libre. Y para defender hay que tener mucha comunicación, pero puedes presionar más arriba porque siempre va a haber tres hombres atrás y eso da seguridad.

–¿Qué perfil de central requiere ese sistema? Hay quien prefiere centrales rápidos; otros, sean inteligentes tácticamente...

–La inteligencia siempre. Un central siempre necesita inteligencia, es fundamental, y en ese sistema, más, porque es muy importante el posicionamiento. Después, si eres rápido o si tienes buena salida del balón, mejor.

–¿Tiene el Sevilla los perfiles adecuados para ese sistema?

–Creo que tenemos muchos centrales, cada uno con sus características; nos complementamos bien.

–Con las lesiones ahora se le abre la posibilidad de ser más protagonista...

–Sí, en Liga todavía no he jugado. Eso siempre pasa, para eso tenemos una plantilla amplia, para que cuando te toque jugar, intentar aportar lo que puedas. Si me toca jugar a mí, muy bien, estoy disponible para ayudar al equipo.

–¿Le dolió quedarse fuera de la lista del derbi?

–Sí, si no te duele no haces nada en este mundo del fútbol. Es un partido importante, un derbi. Sé lo que es jugar derbis, sé lo que es ganar derbis... y me dolió, claro, pero respeto siempre la elección del míster y lo que quería es que ganara el Sevilla. No pudo ser, pero la revancha la vamos a tener.

–¿Cómo lo vivió desde fuera?

–Complicado, porque yo quería ir, pero es complicado por la gente. Lo vi desde mi casa, muy nervioso, quieres estar ahí para ayudar a tus compañeros... Es complicado vivirlo desde fuera.

"Quería ir al estadio, pero es complicado con la gente; vi el derbi desde casa, muy nervioso, es duro"

–¿El parón ha ayudado a que el equipo cierre la herida del derbi?

–Cuando pierdes, y más un derbi, siempre es bueno que tengas un partido cercano para poder remontar y que el equipo cambie con una victoria. El parón ha servido para entrenar, para mejorar. El domingo buscaremos una buena victoria en casa, ante nuestra gente.

–¿Hacia dónde va este Sevilla, qué busca el Sevilla de Machín?

–Tenemos muchos retos. En Liga el objetivo del Sevilla siempre es Europa y si es posible la Champions. Es la competición que económicamente te da más, que todo el mundo desea jugar, y queremos pelear por la Champions. Pero lo más importante es estar en Europa y eso es un objetivo claro.

El central luso, sobre el césped de la ciudad deportiva. El central luso, sobre el césped de la ciudad deportiva.

El central luso, sobre el césped de la ciudad deportiva. / Juan Carlos Vázquez

–Llega el Getafe, ¿qué saben del rival, qué esperan de él?

–Su entrenador el año pasado hizo una buena campaña. Este año han empezado igual, con mucha presión; son rápidos arriba, te pueden hacer daño. Tenemos que hacer un buen partido y sacar los tres puntos.

–Vienen ex compañeros suyos...

–Sí, David Soria y Cristóforo. Los quiero, pero el domingo no hay compañeros, hay rivales, y lo que queremos es ganar.

–Con ellos ha vivido sus mejores momentos, la gloria de los títulos. Su mejor año fue 2015, ¿no? Incluso debutó con Portugal...

–Sí, fue un buen año, pero los otros también, porque los pudimos culminar con las tres Europa League, fueron tres años muy buenos. Creo que este año tenemos plantilla y gente para hacer algo bonito, tanto en la Liga como en la Europa League, y la Copa siempre está ahí y es una ilusión grande ganarla.

–¿Se volverá a ver a ese Carriço de 2015, de hace sólo tres años?

–Espero que este año sea una nueva oportunidad para que vuelva mi mejor nivel. Me quedan muchos años de fútbol y quiero seguir disfrutando del fútbol.

–Se lo pregunto porque quizá mucha gente se haya olvidado un poco de Carriço...

–Eso es verdad, eso es verdad. El fútbol no tiene memoria y lo que cuenta es el presente. Yo lo tengo claro, voy a seguir peleando hasta el final para estar a mi mejor nivel.

"La Champions es la que da más económicamente; queremos pelear por estar, pero el objetivo es Europa"

–Como si fuera su primera vez...

–Eso es, cuando sales al campo siempre está esa ansiedad, y cuando uno pierde... Quieres ganar, tienes que tener esa competitividad. Si no, ¿para qué estás aquí?

–¿La Europa League es casi una obligación para el Sevilla?

–Los que han ganado lo tienen claro. Todo el mundo cree que es muy fácil ganar esa competición. Pero es muy complicado. Hemos podido ganar tres seguidas en muy buenas campañas, pero eso es muy, muy, muy complicado. Además, este año hay equipos muy buenos en la Europa League.

–Y en la Liga, ¿el Valencia es la referencia más directa?

–Ya veremos, ya veremos. La Champions es nuestra ilusión... El Valencia, el Atlético, el Villarreal siempre está ahí, el Betis se ha reforzado bien, la Real... Hay muchos equipos ahí en la pelea y nosotros vamos a estar ahí también.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios