Entrevista a Rakitic "Ya sí estoy preparado para ir a tope, para dar lo mejor"

  • Rakitic ha vuelto al Sevilla a dar otro paso más en la élite, que "no es una presión, sino una ilusión"

  • "Si no te marcas objetivos importantes no llegas", dice, y promete que "falta poco para que todo fluya de manera perfecta"

Rakitic maneja el balón mirando al horizonte en la ciudad deportiva. Rakitic maneja el balón mirando al horizonte en la ciudad deportiva.

Rakitic maneja el balón mirando al horizonte en la ciudad deportiva. / Antonio Pizarro

Ivan Rakitic (Suiza, 10-03-1988) ha vuelto al Sevilla, al equipo de su corazón, según asegura, para hablar alto y claro. En su fluido castellano, con un precioso acento sevillano, desgrana sus sensaciones, sus objetivos, sus ilusiones. Y promete entrega absoluta para devolver toda la confianza depositada en él. "Más ilusión seguramente no tenga nadie más que yo, estoy ansioso por que llegue el sigiuente partido", afirma, asegurando que ya está alcanzando su óptima forma.

–Ya está en su querida Sevilla otra vez, ¿tanto significa eso?

–Mucho, significa mucho, por supuesto. Tenía muchas ganas de que llegara este momento y quiero agradecer a todos por darme esta oportunidad, por hacerme sentir con tanta confianza. Significa muchísimo para mí, estoy aquí para dar el siguiente paso con el Sevilla Fútbol Club.

–¿Qué es lo que más ha echado de menos en los seis años en el Barcelona de Sevilla? No vale decir el gazpacho de su suegro o el salmorejo de su suegra...

–(Risas) No, bueno, el gazpacho lo hemos compartido siempre, y lo he aprendido perfectamente. Echaba de menos la familia, el entorno, el día a día, la cercanía de los tuyos. Hemos estado muy bien en Barcelona, una cosa no quita lo otro. Pero nuestra casa está aquí y estamos muy contentos de estar de nuevo en Sevilla.

–Después de ganarlo todo en el Barcelona, Liga, Champions, Supercopas, Mundial de Clubes…, alguien podría pensar que viene a una prejubilación…

–No, entonces lo dejaría todo. No tiene nada que ver. Lo que todos creo que entienden es que una vez has ganado todo eso todavía tienes el hambre y la ilusión de hacerlo más veces. Sobre todo poder hacerlo con el equipo de tu corazón es mucho más especial. Estoy aquí para dar lo mejor de mí. Si no, sinceramente, me habría ido a algún país de por ahí, con todo mi respeto, o hubiera preguntado si Monchi o alguien necesita una ayuda en los despachos, por si me queda mejor el traje… Me siento en mis mejores años, con muchísima experiencia, ganas e ilusión de trabajar y luchar en un Sevilla muy diferente a como era hace nueve años cuando llegué. Ojalá pueda dejar a todos los sevillistas muy contentos y orgullosos.

–Ha firmado por cuatro años, nada menos. Mucha confianza...

–Sí, por supuesto. Por eso digo, lo que quiero es devolver tanta confianza en el campo. Más ilusión y ganas seguramente no tiene nadie más que yo. Sinceramente quiero ya arrancar bien con buen pie y creo que todo va muy bien y muy positivo. Estoy ansioso de que llegue el siguiente partido, que pase este parón de selecciones, para poder seguir trabajando y luchando.

–Al Sevilla le ha venido bien su retirada de la selección croata…

–También ha sido importante poder centrarme ahora al cien por cien en el Sevilla Fútbol Club, dar una pequeña prioridad en ese sentido. Pero la decisión no dependía tanto de eso como de la situación en la selección. Después de 13 años creo que llegó el momento, más después del Mundial que hicimos en Rusia (subcampeonato). Lo vamos a agradecer las dos partes seguramente, nos va a venir muy bien para estar a tope cuando vuelva la Liga y llegue la Champions y todo.

–¿Se ve con 36 años defendiendo el escudo del Sevilla?

–Hombre, y mucho más. Ojalá y mucho más. Cuando vemos ahora los ejemplos que hay en la Liga… Al final, la edad es un número, cada uno es diferente. Algunos se han tenido que retirar con 31 ó 32 años. Y otros con 37 ó 38 parece que juegan su mejor fútbol…

–En Sevilla están los ejemplos de Jesús Navas… O Joaquín.

–Sí, exacto. Vamos a ver cómo va esto. La gente que me conoce sabe la manera en que me cuido, lo que quiero el fútbol, y lo loco que estoy por todo esto. Y mi idea es hacerlo durante muchos años más.

–Lopetegui lo ha puesto de titular desde el minuto uno…

–Agradezco por supuesto el trato del míster. Sabe que he llegado para competir desde el primer día. Por eso fue importante para mí estar aquí desde el primer día de la pretemporada; aunque haya sido corta, ha sido muy importante. También llevo muchos años siguiendo al Sevilla, la manera, el trabajo, soy muy detallista. Y eso ha hecho que la adaptación haya sido más fácil o más rápida. Pero todavía falta, hay que coger un poco los automatismos, conocernos uno al otro para llegar al cien por ciento. Pero agradezco muchísimo esa confianza y la quiero devolver de la mejor manera, al míster, a mis compañeros y toda la gente.

El croata posa junto a una valla con el escudo del Sevilla. El croata posa junto a una valla con el escudo del Sevilla.

El croata posa junto a una valla con el escudo del Sevilla. / Álex Cobretti / Sevilla FC

–De los cuatro partidos oficiales disputados, sólo ha terminado el de Cádiz. Le falta todavía…

–Bueno, a lo mejor en los primeros dos partidos sí que costaba un poco. Ya sí me encuentro bien para ir a tope y hacer todos los minutos. El míster decide, pero yo ya sí estoy para dar lo mejor. Necesitaba un poquito más de la manera de trabajar aquí, que es diferente que en Barcelona, lo mismo que los partidos, que son diferentes. Ya creo que sí lo he pillado bien.

–¿La preparación física en el Barcelona es más suave?

–Más suave no, pero sí que es diferente. La manera de jugar, el posicionamiento es diferente. Eso es así, no podemos mentirnos. Por eso digo que tengo que coger automatismos, la visión de los jugadores… Estoy intentando dar todo para llegar lo antes posible a mi nivel. Espero que en cada partido haya una mejora.

–Esa mejora se vio ya en el Camp Nou, donde el Sevilla tuteó al Barcelona. ¿Cómo se ha visto en el terreno de juego?

–Creo que vamos por muy buen camino, lo más importante es que desde el primer partido ya vamos compitiendo al máximo nivel posible. Vamos todos con una pretemporada muy corta, muy rara, diferente. Como ocurre con otros equipos todavía faltan una semanas para decir ‘hemos llegado adonde queremos’. Lo que sí tengo que trabajar muchísimo más, en eso estamos. También estoy muy contento de ver cómo se puede competir contra el Bayern y contra el Barça, incluso llevando el ritmo del partido y todo. Eso es muy positivo para el futuro. Las ideas son muy claras. El míster y su cuerpo técnico tienen las ideas muy claras y trabajan todos los detalles. Eso no es casualidad, sino respuesta al gran trabajo que se está haciendo. Vamos todos muy fuertes y muy dominantes también.

–Y en ese estilo, ¿cuál debe ser el rol de Rakitic?

–Ya todos conocen mi manera de jugar. Quiero llevar el ritmo de mi equipo, aportar tanto en ataque como en defensa, que sepan que siempre pueden contar conmigo, e ir a por todo. Es muy importante que siento la confianza de mis compañeros, de mi cuerpo técnico. Igual que ellos sepan que pueden contar siempre conmigo. Creo que cada partido va a mejor y de ahí nos falta poco para entendernos al cien por ciento y que todo fluya de una manera perfecta. Sí creo que lo mejor está por venir.

–La comparación con Banega es obligada, pese a ser distintos.

–Creo que como jugadores no tenemos nada que ver uno con el otro. También me habría gustado compartir vestuario y equipo con él. Pero, bueno, estamos los que estamos y es importante es que juntos hagamos una gran fuerza, como hizo Éver aquí, al final siempre en pro de lo mejor para el Sevilla.

– ¿Cuál cree que es el paso táctico que quiere dar Lopetegui?

–Leer cada partido, porque cada partido es diferente y cada contrario te pide una cosa. Hay que entender y leer siempre la situación y después tener siempre esas variaciones. No es lo mismo jugar contra el Barça que unos días antes con el Levante. Cada equipo te pide una cosa. La manera de atacar de defender, en función de lo que hace el otro equipo, es diferente. Hay que entender eso y dar lo que sea mejor. Tener esa capacidad de poder hacer algunos cambios, variantes positivas para mejorar, para hacernos más fuertes en los momentos difíciles.

–La temporada pasada hubo un gran debate sobre la delantera, con De Jong muy cuestionado. ¿Qué aporta De Jong que no se vea a simple vista?

–Se entiende eso. Los delanteros siempre tienen lo mismo, que no es jugar bien o mal, sino cuántos goles marcan y es lo que se lleva en la cuenta, eso siempre es así. Lo que aporta Luuk, igual que todos los chicos arriba, es muchísima calidad. Estamos muy contentos de poder contar con ellos. En estos primeros partidos se ha visto lo importantes que son, los goles que han hecho y los que van a marcar. Entre nosotros no hay ningún debate ni nada, pero entendemos eso, que los delanteros son un poquito cosa de números, cuántos goles lleva. Forma parte del juego. Entre nosotros no hay ninguna duda, vamos a tope con ellos.

Rakitic posa en el estadio Jesús Navas. Rakitic posa en el estadio Jesús Navas.

Rakitic posa en el estadio Jesús Navas. / Álex Cobretti / Sevilla FC

–Desde fuera todos los analistas ven al Sevilla candidato a todo.

–He podido leer y escuchar que se cuente con el Sevilla Fútbol Club. Pero entre nosotros las ganas y la ilusión son de trabajar bien y de preparar siempre el siguiente partido e intentar ganar siempre, no pensar en lo que va a pasar en unos meses, sino en el próximo partido. Queremos disfrutar juntos. Hay un ambiente muy bueno y positivo, un grupo espectacular, de verdad. Todo lo que está pasando no es casualidad, está trabajado, nadie viene y te lo regala. Ojalá al final estemos donde queremos.

–¿Tan grande es el salto competitivo del Sevilla desde 2014?

–Sí. Es el camino que quería tomar el Sevilla, lo ha conseguido. Hace unos años era más complicado, se ha dado el primer paso y queda seguir haciéndolo cada día mejor y que esto dure el mayor tiempo posible. El club está trabajando de una manera espectacular y todo funciona. Hay una gran conexión entre club, directiva, vestuario y todo, y con la afición también funciona perfectamente. Esa unión y esa fuerza hacen que el Sevilla esté donde tiene que estar.

-Ha hablado de la directiva. Sigue su amigo José María del Nido Carrasco, que está de nuevo como vicepresidente, estuvo en su presentación junto José Castro, Monchi, que también volvió…

-Sí, sí. Hay mucha gente que todavía está en el club desde mi primera etapa. Martagón, los utilleros Pichón y Lito, Fernando Navarro que fue mi compañero y ayuda muchísimo. Agradezco a todos el trabajo que están haciendo, que es impresionante.

–¿Cómo ve el vestuario la lucha accionarial, por la ruptura del pacto de gobernabilidad que hizo Del Nido, con demanda del grupo de Castro incluida?

–No te puedo decir mucho, no se habla de eso. Eso no nos toca a nosotros. Estamos para trabajar y entrenar, para hacer lo nuestro en el campo. Lo que está fuera de ahí se entiende que es para mejorar a la entidad. Nosotros, a lo nuestro, que es el campo, que es el verde. De otra cosa no se habla.

–Unos y otros hablan de dar un salto más en la Liga, en la Champions… ¿No se están imponiendo una presión añadida?

–No, no es una presión, es una ilusión. Si no te marcas objetivos importantes es difícil poder llegar. Lo que queremos es disfrutar juntos sin pensar en lo que va a pasar en unos meses, sino trabajar con muchísima humildad e ilusión. Queremos tener esas grandes finales, esos momentos únicos. Y para eso tenemos que trabajar, con toda humildad.

–¿Cómo gestiona Lopetegui esa ilusión, después de la enorme temporada que hizo en su primera temporada?

–Lo lleva con muchísima humildad, con muchísimo trabajo. No deja ningún detalle por el camino. Es un gran trabajador, él y su cuerpo técnico. Y el trabajo y esa ilusión que transmiten son muy importantes.

–¿Cómo es en el trato directo con el futbolista?

–Es muy cercano, una persona siempre abierta. Le agradezco su trato a él y a su staff. Son gente muy preparada, siempre están pendientes de todos nosotros. Al final llegamos a ser una gran familia, que es lo más importante.

–¿Cómo ve la plantilla que ha quedado, en la que Rakitic es el fichaje más atractivo?

–Bueno, encantado. Hay una plantilla muy fuerte, con muchísima ilusión por trabajar. Hay un ambiente muy bueno. Lo que ha logrado el club al hacer este grupo es espectacular. Y ahora nos queda a nosotros trabajar, de partido en partido. Y ojalá poder mejorar lo logrado en años anteriores.

–Ha habido un par de fichajes inesperados por distintas circunstancias, Aleix Vidal y Gnagnon, que estaban en una situación de incertidumbre. Habrá que implicarlos en el grupo…

–Por supuesto. Ya están con nosotros. Cada uno en su situación, que hay que analizarlo. Pero ya están con nosotros. Dos más en la familia para mejorar el grupo. A Aleix lo conozco ya de antes. Vamos a luchar por lo mismo, por el bien del grupo y del Sevilla Fútbol Club.

–Se lo ve con mucho ánimo para liderar el proyecto.

–Yo estoy encantado. Tengo muchísimas ganas, una ilusión impresionante. Me he encontrado con un grupo y un cuerpo técnico espectaculares. Quiero devolverlo todo en el campo y ojalá con grandes éxitos.

–¿Se ha planteado que en los cuatro años que tiene por delante de contrato pueda verse al Sevilla campeón de Liga?

–La verdad, hasta ahí no he pensado. Quiero disfrutar de cada momento, de cada entrenamiento, de cada día que nos podamos juntar. Y luego de cada partido y de cada victoria que podamos conseguir. Si después podemos seguir dando los siguientes pasos, ojalá podamos llegar hasta ahí. Con la humildad que tenemos debemos trabajar ahora sin pensar en lo que llegará, sino vivir el momento. Y que después no te puedan decir si hubiera hecho, o no hubiera hecho… Hay que hacerlo, para eso estamos, para darlo todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios