Sevilla FC Joan Jordán: "Mi estilo encaja muy bien aquí"

  • Al centrocampista gerundense no le amilana el salto del Eibar al Sevilla, aunque admite que "el nivel es muy alto"

Joan Jordán se dispone a lanzar un libre directo. Joan Jordán se dispone a lanzar un libre directo.

Joan Jordán se dispone a lanzar un libre directo. / Ray Carlin / Efe

Pese a las diferencias que pueden advertirse entre un equipo de José Luis Mendilibar y uno dirigido por Julen Lopetegui, la condición camaleónica de Joan Jordán está permitiendo al catalán perfilarse como un hombre importante para el Sevilla que viene. “Mi estilo encaja muy bien aquí, aunque en Éibar aprendí muchas cosas que me hacen un futbolista más completo”, explicó a los medios del club en Alemania, donde el equipo sigue poniéndose a punto de cara al inicio liguero.

La fase de preparación no tiene, por ahora, ni un solo lunar para el plantel nervionense. Y Jordán reconoció esa armonía. “Es verdad que, a nivel de conceptos, sensaciones y de lo que quiere el míster, la gente se está adaptando rápido. Es importante que los nuevos traigan esa ilusión, más la de los que ya estaban. Es un grupo bueno, sano y con ganas de aprender”, resaltó el gerundense.

Hasta el momento, el cuadro de Lopetegui acumula cinco victorias en cinco amistosos, pero eso no es algo que sacie la ambición de Jordán. “Ganar siempre ayuda, pero yo he estado en equipos que han hecho grandes pretemporadas y luego no acompañaban las sensaciones en la temporada. Aquí los resultados acompañan a las sensaciones y tenemos ganas de mejorar y crecer”, explicó el jugador de 25 años, que fue el tercero de los diez refuerzos que ha realizado el club sevillista con vistas a la próxima campaña.

Jordán llegó a la cantera del Espanyol a los 17 años, siendo ya juvenil. Y tardó muy poco en dar un salto hacia el filial perico, al que lo introdujo Manolo Márquez. Militó en él durante dos temporadas y media, consiguiendo debutar con el primer equipo en la máxima categoría en agosto de 2014, curiosamente frente al Sevilla. Un año después tenía ficha, pero con la destitución de Sergio González, el técnico que lo había empujado de Segunda B a Primera, perdió protagonismo. Después de una productiva cesión en el Valladolid, donde se acercó a los 3.000 minutos, firmó por el Eibar.

Ese paso le dio un viraje a su carrera, pues si el talento ya estaba en él, en sus dos años en Ipurúa lo ha transformado. Después de haber sido aleccionado por Mendilibar, el gerundense es un futbolista más versátil, con más gol y, como apuntan quienes conocen sus inicios, más agresivo.

Igual se asocia que va al choque sin reparos. E igual da una cobertura al lateral que ha subido que se descuelga para rematar una jugada en el punto de penalti. Eso sí, se ve a gusto en el 4-3-3 que está utilizando Lopetegui. “Me encuentro más cómodo de interior, aunque puedo jugar de 6, de 8 y de 10. Puedo jugar en el doble pivote, en Éibar jugué de segundo punta y he jugado en rombo y en la banda. Lo he tocado todo del mediocampo hacia arriba”, asegura.

Por otra parte, el catalán suma envergadura, músculo y zancada a un Sevilla que necesitaba mejorar en el plano atlético. Jugadores como Fernando, Gudelj o el propio Jordán aportarán un poderío que el equipo echó en falta el año pasado en la zona ancha. El jugador criado en Regencós, de cualquier modo, puso en valor la importancia de que todos los nuevos encajen en la filosofía del entrenador. “Desde la dirección deportiva se ha traído a gente para ese estilo”, indicó Jordán, que además se refirió a la buena sintonía que aparenta el equipo por ahora. “Poco a poco se van dando pasos para llegar bien a la temporada y las sensaciones son buenas. Hay margen de mejora, pero se está viendo al Sevilla que queremos”.

Como ha hecho Lopetegui ya en varias ocasiones, el centrocampista hizo énfasis en la competencia interna que permite la calidad de la plantilla. “Somos muchos y en cada puesto hay dos jugadores como mínimo. El nivel es muy alto y eso es positivo, porque impide que nadie se relaje. Cuando te ves solo, inconscientemente te relajas y eso no es bueno para ti ni para el equipo. Vamos a necesitar de todos”, remarcó.

Respecto al técnico guipuzcoano, Jordán se mostró sorprendido por sus exigencias en el juego sin balón, “de recuperar rápido y ser incisivos”, y aseguró que Lopetegui está acentuando el trabajo defensivo. “El míster nos insiste mucho en el aspecto defensivo. Aunque desde fuera se pueda ver ese trato de balón y esa verticalidad, el equipo se está haciendo fuerte atrás”, comentó.

En cuanto a su aclimatación al vestuario y a los nuevos compañeros, el catalán confesó estar muy contento. “La adaptación ha sido muy buena. Yo venía de un club familiar y humilde como el Eibar y el cambio es grande, porque el Sevilla es un histórico que ha hecho cosas muy importantes, pero lo que me he encontrado es gente muy sana y noble. La adaptación ha sido desde el minuto uno y es de agradecer que te ayuden de esta manera”, expresó Jordán, que dice llevarse “genial” con todo el vestuario y en especial con Reguilón, Óliver Torres o Pozo.

Pero si algo llama la atención en el modo de hablar de Jordán es la seguridad que tiene en sí mismo y en su fútbol. Las distancias estilísticas entre el Eibar en el que él jugaba el año pasado y este Sevilla propositivo son evidentes. Pero él lo tiene clarísimo. “Mi estilo encaja muy bien aquí”, aseveró el gerundense, que la campaña pasada intentó 52,6 pases por cada 90 minutos de juego. “Hay que tener hambre y por eso estoy aquí, para dar lo mejor de mí”, dijo.

De momento, ya se estrenó como goleador en Estados Unidos, con un libre directo que impresionó a sus compañeros. “Tengo mucha confianza en mi golpeo y en mis anteriores clubes nos ha dado puntos. El míster confía en mí y si tengo que coger la responsabilidad la cogeré”, expuso el catalán, que ya mira al debut liguero, que –como si alguien lo hubiera programado a posta– será en el campo del Espanyol. “Aún quedan un par de semanas, pero veo al equipo con capacidad para competir y ganar en la jornada 1”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios