Sevilla FC

Mensajes hacia el exterior y también hacia el interior

  • El presidente insiste en trabajar para mantener a Monchi y éste elogia las estructuras del club.

José Castro.

José Castro. / José Antonio García

Muchos fueron los mensajes de José Castro y Monchi tras la presentación de Walter Montoya. Mensajes para leer entre líneas, para el exterior y para el interior. Cargas de profundidad con un hilo conductor que no hay quien corte, el incierto futuro de Monchi.

"Después soy yo el que saco el tema", espetó el director general deportivo, interrumpiendo al presidente del Sevilla cuando éste fue preguntado por los movimientos para atarlo. ¿Será Monchi el primer fichaje del Sevilla 17-18?, le habían preguntado a Castro. "Uno ficha a alguien cuando está fuera, Monchi está dentro. Yo ya he dicho, y no me voy a cansar de repetirlo, que uno de mis quehaceres es que Monchi esté a gusto en el club y que se quede muchos años en el club. Sigo trabajando como una hormiguita en este tema".

Lógicamente, a Monchi también se le preguntó. Fue esquivo y salió por carnavales. Pero sí se enorgulleció de ser director deportivo del Sevilla, cuando habló de que tentó a un jugador top como Payet: "Mi fortuna es que ser director deportivo del Sevilla me permite hacer gestiones rayando la locura, pero con el Sevilla detrás siempre te escuchan. Al final fue imposible". El francés fue traspasado al Marsella por 29 ó 30 millones de euros por el West Ham.

Monchi estaba henchido. "La satisfacción es grande, hemos respondido a la demanda del míster y a la creencia que teníamos en la dirección deportiva. Y es para estar satisfechos y dar la enhorabuena tanto a los miembros de la dirección deportiva, desde Óscar (Arias), Miguel Ángel (Gómez), Ramón..., como a los miembros del departamento de fútbol, José María Cruz, Jesús Arroyo, Pepe Torres... Han demostrado otra vez que en este club las estructuras están por encima de las personas".

Igualmente satisfecho estaba Castro, orgulloso de haber mejorado el contrato a N'Zonzi. "Tiene mucha valía esta mejora. Aquí los contratos son para que los futbolistas se queden muchos años. Luego el fútbol da muchas vueltas, pero aquí no se facilita a nadie que pueda irse". "Es para felicitar a Monchi y su equipo", añadió el dirigente, que aún dijo más cosas.

Por ejemplo, el asunto de los árbitros: "El club no es blando para nada. En materia arbitral hace lo que tiene que hacer donde lo tiene que hacer, pero no vamos a ir publicitando nada. Que la gente esté tranquila, el club se mueve donde hay que hacerlo". Y el de los insultos y los dobles raseros: "Trabajamos sin poder decir lo que vamos haciendo. Para poder hablar con la certeza de que nos escuchen debemos ser los primeros en dar ejemplo. Que cesen los insultos de una vez", deseó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios