Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sevilla FC

Scotta, la emoción de los recuerdos y los consejos a su nieto Valentino

  • El legendario artillero de los años 70 tenía previsto viajar a Sevilla en Semana Santa, pero el coronavirus se lo ha impedido

Scotta, en el Ramón Sánchez-Pizjuán, en una de sus últimas visitas a Sevilla, en 1999. Scotta, en el Ramón Sánchez-Pizjuán, en una de sus últimas visitas a Sevilla, en 1999.

Scotta, en el Ramón Sánchez-Pizjuán, en una de sus últimas visitas a Sevilla, en 1999. / Antonio Pizarro

Héctor Horacio Scotta (San Justo, 27-09-1950) es un mito viviente para muchos sevillistas que se criaron viéndolo derribar barreras contrarias con su potentísima pierna derecha. El 'pss, pss, que viene, que viene' con que la grada anunciaba sus disparos de falta hacía temblar al más templado. "Que le pregunten a Asensi, le di una vez en la boca del estómago y tuve que ayudarlo, levantándolo por la espalda, a que recuperase la respiración. Le levanté la camiseta y tenía marcadas las franjas del balón", recordaba este Martes Santo el Gringo.

Jugó en el Sevilla entre 1976 y 1980. Marcó 53 goles en 101 partidos jugando como extremo derecho, con el dorsal 7. "Tengo un museo aquí en casa y a veces se me caen las lágrimas cuando miro las cosas con el Sevilla. Es todo muy emocionante. En el museo están todos los recuerdos, fotos, cuadros, camisetas... Las cosas que uno va juntando toda la vida", reconoció en SFC Radio, donde estuvo dialogando desde Buenos Aires con su nieto Valentino, sevillano y juvenil del División de Honor del Sevilla.

Scotta se siente querido por un club al que él quiere muchísimo. En su casa conserva camisetas del Sevilla en distintos cuadros, en su particular museo. "Con San Lorenzo (de Almagro) y con el Sevilla son los únicos equipos con los que he estado en Primera. Con mirar las fotos solamente se me caen las lágrimas, con los recortes de periódicos de esos tiempos... Voy a ver los partidos de San Lorenzo y de Sevilla y la gente me conoce y me piden fotos y autógrafos. La gente no se olvida de uno"

Ahora quería volver a tener contacto con Sevilla, con el sevillismo, con su familia aquí, con su nieto Valentino... "Tenía pensado ir ahora a Sevilla en Semana Santa y no pudo ser. Esto nos va a cambiar la vida. No sabemos si volverá el fútbol o no... Hay muchas cosas que me parece se van a ir perdiendo" dijo sobre la crisis mundial del coronavirus. "Me asomo a la ventana y veo las calles desiertas, ni los pájaros se ven. Esto es muy triste, muy duro... Pero hay que aguantar y afrontarlo", añadía.

El Gringo, como era conocido, hablaba también de los aspectos futbolísticos de la pandemia: "Scotta afirmaba: "Todos los jugadores no van a volver en la misma forma física en la que estaban, por más que se trabaje en casa, no es lo mismo. Tendrán que hacer una pretemporada y volver a empezar. Lo más grave es no saber cuándo se va a empezar, yo pienso que esto va a seguir hasta octubre o noviembre. La situación es complicada, la gente va a quedar un poco con la idea de no ir al estadio a juntarse por miedo al contagio. Yo creo que va a costar mucho salir, ir al teatro, al cine o al fútbol". 

Al hablar con Valentino se animó algo más. "Se cuida, es muy responsable y se dedica únicamente al fútbol. Tengo aquí una camiseta suya de cuando jugó el amistoso en honor de Antonio Puerta. Le deseo lo mejor, porque tengo fe en que va a llegar y quiero estar en el debut en Primera de mi nieto", dijo el legendario artillero, que le dio un consejo al lateral derecho del Sevilla juvenil. "Tranquilidad, hay que tener tranquilidad para llegar en el fútbol".

Valentino, por su parte, se mostró también emocionado al hablar de su abuelo. "Es una de las alegrías más grandes que tengo en la vida. Mi abuelo y Baby Acosta me inculcaron el amor por el fútbol y por este club. Son dos personas que dejaron huella en este club, siempre se acuerdan de ellos y los tratan bien allá por donde van. Eso es muy importante para mí. Habrá que posponer el vernos, esperar que haya un momento seguro para toda la familia. Hay que hacer un esfuerzo por quedarse en casa y esperar que esto pase", dijo el juvenil sevillista.

  

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios