Sevilla FC Caparrós da las gracias, hace autocrítica y pasa al organigrama de la cantera

  • "Haré lo que a mí me gusta, soy un hombre de cantera; ya le daremos forma", dice el utrerano

  • "Ya lo tenía decidido, dar un paso atrás", afirma sobre su cese como entrenador, que desvincula al puesto final en la Liga

Joaquín Caparrós con una camiseta con su nombre junto a Castro y Monchi. Joaquín Caparrós con una camiseta con su nombre junto a Castro y Monchi.

Joaquín Caparrós con una camiseta con su nombre junto a Castro y Monchi. / José Ángel García

Comentarios 1

Joaquín Caparrós se ha despedido como entrenador del Sevilla y ahora pasará al organigrama de Monchi, integrado en la cantera, según ha reconocido él mismo en una rueda de prensa en la que ha agradecido a toda la gente del club la confianza que han depositado en él. "Gracias a nuestro presidente, gracias a Monchi, a nuestro director general deportivo. Gracias al consejo de administración, a los técnicos, a los empleados, a ese capital humano tan grande que tiene el club, que en este tiempo he palpado la calidad humana que hay en el club. Para mí es importante que estén aquí el presidente y Monchi, que son amigos míos", ha comenzado diciendo.

El utrerano ha desvelado algo que ya se venía intuyendo y que estaba casi cantado: pasa al organigrama de la cantera, aunque no especificó el cargo. "Claro que hemos hablado en Tanzania, hemos estado de safari pero también hemos hablado Monchi y yo", ha dicho medio en broma. "Lógicamente haré lo que a mí me gusta, soy un hombre y un entrenador de fútbol base y de cantera. Es un tema al que ya le daremos más forma y ya lo dirá Monchi".

Sí se ha descartado como entrenador en la cantera. "Me encantaría entrenar a un equipo de cantera, a un cadete, a cualquier equipo... Me encantaría entrenar a los chavales, pero creo que podría aportar más en otra parcela y ya se hablará eso". Sobre el cargo específico, simplemente ha dicho que "más adelante se darán los detalles".

Al respecto, ha comentado: "Estoy ahora en el Sevilla para desempeñar otras funciones, voy a intentar aportar mi granito de arena con toda la humildad para hacer crecer a la organización, para hacer crecer a mi Sevilla. Voy a aportar lo que pueda y estoy siempre a disposición del Sevilla Fútbol Club, gracias".

Además, ha hecho autocrítica, aunque ha valorado positivamente que el Sevilla esté de nuevo en Europa. "He vivido intensamente la temporada, ha sido una temporada muy fuerte. Ha sucedido de todo, a nivel deportivo y a nivel personal. Creo que hemos cumplido, un año más está el Sevilla en competición europea, que no es fácil. Nos ha faltado poner la guinda, que era el objetivo que yo había propuesto al entrenador que habíamos traído, y yo posteriormente también me lo puse a mí. Lógicamente no iba a decir una cosa a Pablo otra a mí. La guinda era la Champions, y creo que el crecimiento del club tiene que aspirar a eso, estar en Champions. Pero hemos cumplido por estar otra vez en Europa y a muchísimos clubes les gustaría estar en los bombos del fútbol europeo".

También ha asumido las críticas a su gestión como director deportivo: "Es lógico que sea criticado. Cuando tú firmas unos futbolistas y no te dan el rendimiento que esperabas, el máximo responsable es el director deportivo. Asumo las críticas. El fútbol es un deporte asociativo y al final lo que vale es el resultado. Ahora serán otros los que analicen el rendimiento de los jugadores. Ha habido jugadores que no han dado el cien por cien por las circunstancias que sean y otros creo que sí, han cumplido y más".

"El Sevilla es mi casa y yo soy un privilegiado" ha comentado. "Pocos entrenadores, a nivel mundial, pueden sentirse tan privilegiados como yo, de haber vuelto a su casa, de haber convivido con esta grandísima afición, a la cual le debo mucho también porque me transmite su sentimiento".

Y sobre su cese como entrenador, ha asegurado que él mismo ya tenía la idea tomada y la consensuó luego con la cúpula directiva, independientemente de que hubiese logrado meter al Sevilla en la Champions. "Yo lo tenía totalmente decidido, lo había hablado con la familia, algún técnico también lo sabía. Era el momento de dar el paso atrás, pese a lo que hubiera supuesto estar en Champions. No he estado en Champions, pero sí tenía decidido dar un paso atrás".

Por último, ha dejado una de sus pinceladas sentimentales, dirigidas a la afición. "Este nuevo trabajo me va a permitir ir a fondo norte, a ver algún partido, que ya podéis imaginar todos cuál va a ser, y voy a estar apretando y animando, porque siempre me ha gustado y lo he deseado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios