Sevilla FC | Jugadores uno a uno El lastre físico tumbó a Machín y destapó a Caparrós

  • Los antiguos fichajes de Monchi, Carriço, Banega, Ben Yedder o Sarabia, sostuvieron a una plantilla descompensada y con muchos problemas de lesiones

Sergi Gómez, Jesús Navas y Muriel felicitan a Sarabia tras un gol. Sergi Gómez, Jesús Navas y Muriel felicitan a Sarabia tras un gol.

Sergi Gómez, Jesús Navas y Muriel felicitan a Sarabia tras un gol. / Antonio Pizarro

En el balance de la Liga hay que destacar más sombras que luces en los refuerzos y también más brillo que nunca en dos figuras que salen reforzadas gracias a sus espectaculares números, que de poco han servido al Sevilla para meterse en la Champions: Sarabia y Ben Yedder.

He aquí el análisis pormenorizado de cada uno de los futbolistas del Sevilla que han jugado partidos de Liga, aunque sea escasos minutos en pocas apariciones, como Nolito, en la concluida temporada 18-19.

Vaclik De largo, el mejor fichaje de Caparrós

En algunas fases se contagió de la inconsistencia defensiva del equipo, pero cayó de pie y se agarró con fuerza al puesto. Memorable actuación ante el Madrid tras el accidente de su hija.

Juan Soriano Otra apuesta demasiado precoz

La tontería al final del partido en Cornellá dejó sin portero al Sevilla. Apareció cuatro veces, con dudas en las salidas que fue mejorando. Muy joven (21) para tanta responsabilidad.

Javi Díaz Aparición fugaz como para juzgar

Pese a que era Lucho García el portero que iba con el primer equipo, Caparrós apostó por él cuando se encontró sin Vaclik ni Juan Soriano. La derrota ante el Valencia no fue su responsabilidad.

Jesús Navas Pundonor, entrega y regularidad

Asentado en el puesto de lateral a sus 33 años, hasta el punto de que ha vuelto a la selección por ello. Garantiza entrega y casta. Aun con altibajos en el juego, cinco asistencias y un gol.

Aleix Vidal Mucha voluntad y poco fútbol

Se le puede aplicar perfectamente lo de segundas partes no son buenas. Era un fichaje de alto riesgo, tras dos años prácticamente sin jugar. Parecía con el tacto del balón perdido.

Kjaer. Kjaer.

Kjaer. / Antonio Pizarro

Kjaer Un apagafuegos algo señalado

El cuarto gol del Slavia lo dejó muy señalado. Demasiadas veces lo acusaron de ser el mal de todo cuando apagó muchos fuegos, en balones aéreos y en cruces. Tiende a recular, eso sí.

Carriço Ilustrativo: se hizo imprescindible

Que un futbolista de 30 años que en las dos campañas anteriores apenas jugó se hiciera imprescindible habla bien de su valía y su eficacia, pero también explica muchas cosas.

Mercado Siempre cumplidor y generoso

Es un futbolista de club que puede haber recitado su adiós si no hay acuerdo para su renovación, pues acaba contrato en junio. Ayudó a sostener el deficitario sistema defensivo con su oficio y su generosidad.

Sergi Gómez Se adaptó al perfil izquierdo y cumplió

El segundo fichaje más rentable de Caparrós en cuanto a rendimiento sostenido y minutos jugados, el segundo jugador de campo que más. Siendo diestro, se adaptó al perfil izquierdo.

Gnagnon Una gema en bruto por pulir

Empezó causando sorpresa y hasta hilaridad, por su sobrepeso y ciertos movimientos, pero demostró que sabe jugar a la pelota mejor que muchos, incluso de medio centro. Tiene 22 años...

Gnagnon. Gnagnon.

Gnagnon. / Antonio Pizarro

Wöber Irrupción llamativa y lesión

Quizá fuera un espejismo su fulgurante debut, luego dejó algunas dudas, si bien es verdad que es muy joven y no es lateral específico. La lesión de menisco privó de ver su evolución.

Escudero Inconsistencia entre lesiones

Su físico no está hecho para ser un carrilero de ida y vuelta constante y lo pagó en forma de lesiones. Apariciones y desapariciones, sin romper pese a que siempre metió el hombro.

Arana Apuntó cosas y desapareció

No era carrilero y no encajó en el sistema de Machín, pero apuntó cosas como lateral, asentándose defensivamente y sorprendiendo alguna vez. Caparrós no contó con él.

Amadou Demasiado tosco con la pelota

El nivel de exigencia del Sevilla no permite fichajes de futbolistas que sean tan toscos con el balón en los pies. Por ahí perdió el protagonismo tanto con Machín como con Caparrós.

Marko Rog Sólo para partidos de ida y vuelta

No se comprende muy bien las enormes reticencias del Nápoles en deshacerse del joven internacional croata. Amagó más que dio y sufrió en partidos cerrados por su tendencia a la anarquía.

Franco Vázquez. Franco Vázquez.

Franco Vázquez. / Antonio Pizarro

Banega Soportó todo el peso y reventó

Su reacción de rabia en Gerona ilustra sobre la tensión a la que estuvo sometido todo el curso sosteniendo el equipo. Era el que más minutos, robos y tarjetas acumulaba, y tenía que crear...

Roque Mesa Le faltó temple y también presencia

Una de las apuestas fuertes de Caparrós. Adoleció de falta de temple y también de presencia. Machín lo tuvo que quitar del eje y Caparrós recurrió a él y dio una de cal y una de arena.

Gonalons Otra promesa incumplida

Si la temporada del Sevilla ha sido un relato de promesas incumplidas, Gonalons es su paradigma. Dos raras lesiones óseas en entrenamientos y, cuando reapareció en salvador, las musculares.

Promes No terminó de soltarse nunca

Ha jugado más de una vez fuera de su sitio, sobre todo cuando lo ubicaron de carrilero. Lo ficharon para un sistema que no le iba, pero aun así aportó cosas, sin soltarse nunca del todo.

Franco Vázquez Con Machín sí encontró el sitio

El Mudo es un jugador único al que es difícil ubicar en los sistemas clásicos: ni es un mediapunta puro ni un mediocampista, ni un extremo. Con Machín, como interior, sí encontró el sitio.

Nolito Apenas cuatro ratos en la Liga

Se hizo con la titularidad con Machín en las rondas previas de la Liga Europa, luego evidenció falta de físico para competir y cuando parecía que podía ayudar, se rompió el peroné.

Sarabia Muy por encima de lo contractual

El lío de la renovación, con protesta pública incluida por ciertas filtraciones, no afectó en ningún momento su rendimiento. Es un gran llegador, más que un generador: ¡13 goles (23 en total) y 13 asistencias!

Bryan Gil. Bryan Gil.

Bryan Gil. / Antonio Pizarro

Bryan Gil Una refrescante irrupción

El barbateño se convirtió el primer jugador nacido en el siglo XXI en asistir y en marcar en la Liga. Una bocanada de aire fresco de la tan cacareada y tan poco exprimida cantera.

Munir Cinco goles, sin coger el sitio

Caparrós empezó a ubicarlo en la izquierda cuando no es un extremo, ya que no encontraba el sitio arriba con Ben Yedder. Más hecho a un 4-3-3 puro, sí ha hecho goles y ha aportado.

Andre Silva Choque frontal con Caparrós

Con su bajón llegó la crisis de Machín y luego topó frontalmente con Caparrós. Levantó enormes expectativas y la afición casi exigió la compra de su elevada cláusula. Se desinfló. Con todo, 9 goles.

Muriel Se liberó cuando llegó a Florencia

En Krasnodar, Liga Europa, demostró que estaba angustiado. Le pudo la presión y nada más salir cedido a Florencia se liberó a base de goles. No encajó tampoco en el dibujo de Machín.

Ben Yedder Su mejor curso: 18 goles, 9 asistencias

Fueron muy inquietantes sus palabras al término del último partido dejando dudas sobre su continuidad. Su mejor campaña, se acopló bien con Andre Silva y luego con Sarabia. En total, 30 goles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios