Sevilla FC

Castro: "Es un día precioso, todos los que estamos aquí somos parte de esto"

  • El presidente del Sevilla recuerda a Roberto Alés como pilar del proyecto ganador del Sevilla en la presentación del libro 'Nunca se rinde: El club que aprendió a ganar'

  • "Hizo dos cosas importantísimas, poner a Monchi y fichar a Caparrós, luego llegó Del Nido con su terremoto de fuerza y energía y ahí están los resultados", ha dicho el dirigente nervionense

José Castro se explica durante la presentación del libro 'Nunca se rinde: El club que aprendió a ganar'. José Castro se explica durante la presentación del libro 'Nunca se rinde: El club que aprendió a ganar'.

José Castro se explica durante la presentación del libro 'Nunca se rinde: El club que aprendió a ganar'. / Víctor Rodríguez

José Castro ha abundado en la unión actual de los máximos accionistas en un acto que ha sido como la gran escenificación de la paz social, con la participación activa de José María del Nido de forma institucional por primera vez desde su dimisión en 2013.

Lo ha hecho en la presentación del libro Nunca se rinde: El club que aprendió a ganar, del periodista Paco Cepeda, una obra que recoge el cambio del Sevilla en el siglo XXI, de club mediocre a club ganador respetado en todo el mundo. "Es un día precioso, porque todos los que estamos aquí somos parte de un modo u otro", dijo el máximo responsable del club de Nervión.

El presidente del Sevilla ha hablado de los presidentes y actores de ese cambio, desde Alés hasta Del Nido, pasando por él mismo, claro. "Tú lo empezabas en 2006, yo lo empiezo antes, porque ya Roberto Alés hizo dos cosas importantísimas, una que fue poner a Ramón Rodríguez Verdejo de director deportivo cuando era el delegado del equipo y fíjate lo que nos ha dado Ramón. Roberto siempre tuvo esa forma de saber dónde y a quién darle la responsabilidad debida para hacer mucho más. Y luego fichar a Joaquín Caparrós, en un momento en el que estábamos muy mal económica y deportivamente, acabábamos de vender a Jesuli, a Marchena… Aquello era un desastre. Pero Roberto, con Augutso (Lahore), con José María Cruz padre, conmigo mismo, tuvimos la idea de traer a Caparrós, que fue importantísimo ascender inmediatamente. Y luego llegó José María Del Nido con esa ambición y ese terremoto de ganas y de fuerzas y ahí están los resultados.

La ambición mantenida y la línea de un proyecto asentado han sido dos de sus argumentos. "Y se ganaron títulos. Y luego hemos seguido con una línea de ambición, de ganas, de profesionalidad, pero siendo claros con algo, siendo un club que sabe lo que quiere, que sabe dónde va, que las cosas no son por casualidad, porque están estudiadas, pero sobre todo porque tenemos la misma idea, ir a por todo para intentar conseguir lo máximo".

Castro recordó la semifinal ante el Schalke 04 y ha prometido seguir aspirando a lograr más títulos. "Esa semifinal fue algo único. Esa zurda de caoba que nos hace ir a una final y luego ganarla, algo que nos hace sentir que somos capaces de conseguir hitos importantes, porque estábamos como adormecidos. Sobre todo de mentalidad, de preguntarnos por qué otros clubes eran capaces, Recre, Valencia, Zaragoza… y nosotros no. Ya partir de ahí no sólo nos lo creímos, sino que acompañados de la sapiencia de los administradores del club y de los profesionales que fuimos capaces de traer fuimos capaces de cambiar esa mentalidad de forma que ahora somos un club que estamos ahí arriba e intentando lograr títulos, algo difícil, pero que no queda por nosotros".

También recordó, por supuesto, el trienio glorioso entre 2014 y 2016. "Tenemos un modelo consolidado, después de un par de años en los que no mantuvimos esa regularidad, porque es muy difícil, fuimos capaces de ganar tres títulos continentales seguidos, que es muy difícil, y no creo que muchos clubes lo hayan conseguido. Y ahora hemos venido para quedarnos en esa élite. Ya no sólo ha crecido el equipo, quizá mucho más que el resto de la entidad, y ahora estamos haciendo que crezca la entidad como ha crecido el equipo, en cuanto a infraestructuras, la reforma del estadio, la ciudad deportiva, que vamos a llamar campus deportivo y empresarial, porque allí van a estar todas las áreas del club", ha dicho, mencionando el actual proyecto del Sevilla.

En el mismo, no se deja de aspirar "a lo máximo, a estar lo más arriba posible, a intentar llegar a la final en cada competición". "En la Liga es difícil, y hay que esperar, porque ya los dos clubes tan potentes no tienen a los mismos ídolos en el mismo estado de forma que hace algunos años. Y nosotros estamos ahí piano, piano, y llegará un momento en que la igualdad llegará desde nosotros a los que están arribas", ha dicho de forma esperanzada.

Para ello confía en el nuevo modelo y en la "internacionalización del club". Hicimos cosas distintas cuando otros no lo hacían y se han dado cuenta a los diez años. Esperemos que sigamos creciendo con éxitos y le saquemos no sólo jugo económico, sino deportivo, y que luego nos sigan copiando. Aquí primero hay que dejar los hitos deportivos necesarios y luego lógicamente lo económico, que siempre es importante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios