Sevilla FC

Tibia mejoría sin encajar (0-0)

  • El Sevilla Atlético protagoniza una buena primera mitad, bien plantado en defensa aunque sin demasiadas ocasiones de peligro.

  • Caro, providencial en el segundo acto, amarra el empate.

Un lance del Huesca-Sevilla Atlético Un lance del Huesca-Sevilla Atlético

Un lance del Huesca-Sevilla Atlético / SFC

El Sevilla Atlético dio signos de mejoría en su visita al Huesca, al que no pudo ganar, si bien su mejor planteamiento defensivo en la primera mitad, y la gran actuación de Caro, le valió un punto.

Tras unos primeros minutos de tanteo, el Sevilla Atlético fue ganando confianza y, aun a falta de un último remate que exigiera a Remiro, se mantuvo bien colocado y atento a las acometidas de su rival. Si marcar no era posible, había que mantenerse sólido atrás.

Aunque dominador del esférico, el Huesca no hallaba los espacios suficientes para sorprender a Caro. Y el Sevilla, cauteloso, evitó precipitaciones innecesarias, fiando buena parte de sus opciones al contragolpe.

Pero fue espabilarse Vadillo y comenzar a hilvanar jugadas con más sentido el Huesca. Tampoco es que a Caro se le acumulase el trabajo a partir de entonces, aunque resultaba innegable que el cuadro local iba ganando metros en campo contrario liderado por el de Puerto Real, al que hubieron de frenar en varias ocasiones Yan Eteki, Matos y David Carmona.

Al despertar de Vadillo le siguió el de Cucho, tan potente en arrancada como peleón al contacto. El colombiano fue un quebradero de cabeza para la defensa sevillista, aunque sus galopadas y sus potentes disparos tampoco movieron el marcador.

Mediado el primer tiempo, la medular ya era terreno de nadie. El balón volaba de portería a portería y el control y la estrategia dio paso a la rapidez y la improvisación.

Tampoco así logró el Huesca su objetivo, por más que Vadillo se afanara en servir algún balón a Chimy y Cucho, protagonizando este último la jugada más clara de la primera mitad: un remate de cabeza en el área pequeña sevillista que Caro atrapó.

Así se llegó al descanso, con un Sevilla más seguro en defensa y un Huesca incapaz de convertir en goles su mayor posesión.

Tras el paso por el túnel de vestuarios, los pupilos de Luis García Tevenet salieron como un tiro, como si fuesen conscientes de que, en la medida en que dejasen transcurrir los minutos, el Huesca volvería a crecerse.

No andaban mal encaminados. Por eso Marc Gual se pegó una carrera por la banda hasta la línea de fondo y lanzó un disparo algo desviado. Ese fue el primer aviso del cuadro sevillista.

También el último. Después de un agarrón de Aguilera al punta sevillista, cuyas quejas cayeron en saco roto al no señalar penalti el colegiado, Curro y el propio Gual perdieron protagonismo y Mena y Yan Eteki, que hasta entonces no habían temido adelantar su radio de acción, se vieron forzados al repliegue ante los arreones de un Huesca que acumulaba papeletas para sumar los tres puntos.

Pero ahí estuvo Caro para romperlas una a una. El guardameta de La Palma del Condado respondió a los intentos de Vadillo, Cucho, Akapo y Melero. Con las piernas, con la manopla, con la puntera... El guardián de la portería del Sevilla logró lo que en las tres jornadas anteriores se le había resistido: dejar su portería a cero.

Esa fue sin duda la mejor noticia para un Sevilla que volvió a acusar los nervios en defensa en esta fase del encuentro, lo que acabó por contagiar a los hombres de arriba. Caro y el ingreso en el terreno de juego de Mena y Pozo, quienes tiraron de ambición y picardía, restaron gasolina al Huesca, que se volvió más duro en sus acciones.

De ahí al final, el partido fue durmiéndose por sus continuos parones, quejas y reclamaciones. Se jugó poco y sin brillantez y sólo Pozo, en el minuto 93, metió el miedo en el cuerpo a la grada local con un lanzamiento que Remiro rechazó con avidez.

Así las cosas, y tras dos derrotas seguidas, el Sevilla Atlético sumó un punto que, a tenor de las circunstancias, es más que positivo. La victoria se resiste, pero la primera piedra para que llegue, no encajar, ya está puesta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios