Sevilla FC El ataque, la línea con más cambios

  • Lopetegui sólo ha repetido dos veces delantera en ocho jornadas de Liga.

  • Ocampos-Nolito-De Jong, el trío en el que más ha confiado.

Chicharito, en el centro, durante la sesión de entrenamiento de ayer. Chicharito, en el centro, durante la sesión de entrenamiento de ayer.

Chicharito, en el centro, durante la sesión de entrenamiento de ayer. / Victor Rodríguez

A pesar de que a Julen Lopetegui se le achaca que no cambia sus ideas respecto al ataque –todo, mediatizado por el debate de De Jong–, la delantera es la línea que más veces ha variado en su once titular el entrenador sevillista en lo que se lleva de temporada.

Sin duda, también puede interpretarse como una prueba de que no halla la fórmula idónea para encontrar el camino del gol con fluidez y eficacia, pero lo cierto es que mientras en otras líneas las cosas han ido mucho más claras y han jugado prácticamente los mismos a no ser que haya habido lesiones, en la delantera el de Asteasu ha hecho numerosos cambios en busca de su mejor triplete de ataque.Vaclik en la portería; Jesús Navas, Diego Carlos, Carriço y Reguilón en defensa; Fernando y Banega, con una ligera pérdida de protagonismo de Joan Jordán en algunas citas puntuales, han sido los fijos en el centro del campo en el torneo liguero. Entraron accidentalmente por las lesiones de Carriço o Reguilón jugadores como Koundé y Escudero, que volvieron a salir del equipo una vez se recuperaron los titulares. Pero en la delantera ya son seis jugadores los que se han alternado en tres puestos con sólo ocho jornadas disputadas.

Sacando de este análisis los partidos de la Europa League, en los que el equipo entero ha sufrido rotaciones, Lopetegui ha utilizado de inicio para la delantera a Ocampos, Nolito, De Jong (el trío que más se ha repetido), Munir, Franco Vázquez y a Óliver Torres en esa posición de falso extremo en la que jugó, por ejemplo, en Ipurua y en la que repitió en el Camp Nou, aunque Lopetegui modificó algo el esquema ante el Barcelona.

Contra todo pronóstico, el ex seleccionador nacional apostó en su 1-4-3-3 por un trío que formaban Ocampos, Nolito y De Jong con la sorpresa del sanluqueño en la primera jornada en el RCDE Stadium, donde incluso acabó marcando un gol. Ello le sirvió para reforzar la confianza que el entrenador mostró en él y Lopetegui repitió la delantera en el Nuevo Los Cármenes ante el Granada, cita en la que el Sevilla volvió a ganar por 0-1 gracias a un gol de Joan Jordán en una gran acción entre Nolito y De Jong precisamente. Pero a partir de esa jornada el preparador vasco varió su plan y ya no repitió delantera hasta el Camp Nou. La lesión de Ocampos obligó a cambiar la fisonomía del ataque ante el Celta en el primer partido en el Ramón Sánchez-Pizjuán, el primero en el se empezó a apreciar ciertas deficiencias rematadoras. Lopetegui incluyó por primera vez a Munir en el once junto con Nolito y De Jong, recibiendo ese día el holandés las primeras críticas por su falta de acierto. El Sevilla, que se adelantó tras una gran primera parte, se atascó en la segunda y acabó cediendo un empate al marcar Denis Suárez.

Ante el Alavés en la siguiente jornada Lopetegui volvió a cambiar su delantera, entrando Ocampos tras recuperarse de su lesión en esa línea de tres junto a De Jong y Munir. Era Nolito esta vez, aquejado de problemas físicos, quien se quedaba fuera de la convocatoria y, por consiguiente, del once titular por primera vez desde el inicio de Liga.

Después, en un partido con todos los focos en Nervión ante el Real Madrid irrumpió por primera vez en el once Franco Vázquez, siendo Munir el sacrificado, pues por decisión técnica no fue ni en la convocatoria. Nolito, recuperado de última hora, tuvo unos minutos muy al final de un choque de mal recuerdo para los sevillistas al significar la primera derrota de la temporada y la pérdida del liderato que ostentaban.Más cambios. En la siguiente jornada era De Jong quien descansaba. El holandés salía en el once ante el Eibar y Ocampos, Munir y Óliver formaban la línea más avanzada. Lo que ocurrió es de sobra conocido. El Sevilla parecía tener sentenciado el partido al descanso con goles de Ocampos y Torres, pero todo cambió en la segunda parte y el Sevilla acabó perdiendo (3-2) incomprensiblemente. Ello iba a propiciar más cambios en la jornada siguiente, la séptima, pues ante la Real Sociedad Lopetegui volvió a apostar por su primera delantera, Ocampos, Nolito y De Jong, un trío que repitió titularidad (en total, cuatro veces) en el Camp Nou aunque con alguna variación en las demarcaciones.

Así, pese al enfado de la afición, la línea que más ha cambiado Lopetegui ha sido la delantera, si bien ni Chicharito ni Dabbur han entrado aún en estas rotaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios