El partido del Sevilla | Análisis

El mermado plantel llega hasta donde llega

  • Los cambios, en un banquillo con 6 jugadores del filial, restan opciones y saca a relucir las virtudes del rival

Informe técnico

Informe técnico / Departamento Infografía

El Sevilla de Julen Lopetegui temía caer presa de la ansiedad y fue víctima de ella; temía que el partido se convirtiera en un ida y vuelta en el que la velociadad del rival lo destrozara y acabó entregado a dos contras, la del gol de Okafor y la de la expulsión de Joan Jordán.

Es verdad que las cosas no salieron como se habían planeado, pero también lo es que el Sevilla no perdió la clasificación en Austria, sino en una pésima fase de grupos en la que sólo fue capaz de ganar un partido. Y lo grave es que no lo hizo cuando tenía a toda, o casi toda, la plantilla disponible. No lo hizo ante el Salzburgo en casa, en Alemania ante el Wolfsburgo... con Jesús Navas, con En-Nesyri... En el Red Bull Arena, con un banquillo que parecía el del Sevilla Atlético (con seis jugadores del filial), ser duro con el equipo, con el planteamiento y con el entrenador es tremendamente injusto. Con lo que tenía, el vasco intentó plantear la final como mejor pensó que podía salir y tras tener el partido bajo control en la primera mitad, no fue capaz de controlar (o determinados jugadores no lo controlaron) aquellas virtudes que se conocían del rival.

Pizarra del Sevilla. Análisis: Jesús Alba. Pizarra del Sevilla. Análisis: Jesús Alba.

Pizarra del Sevilla. Análisis: Jesús Alba. / Dpto. de Infografía

Defensa

El Sevilla temía las transiciones por dentro, donde coinciden los jugadores menos ágiles y por donde lleva ya dos temporadas desangrándose en Europa ante jugadores más físicos. Lopetegui, por ello, arropó a

Fernando con Joan Jordán, pero el catalán fue una ayuda hasta el descanso. Después tuvo una noche muy desafortunada en el cuerpo a cuerpo. Para más inri, cuando el cansancio fue haciendo mella, el equipo fue perdiendo empaque al ir dando descanso a los titulares.

Lopetegui plantó a su equipo en una fase con tres centrales, pero al poco tiempo volvió a una zaga de cuatro, pero ya con el centro del campo perdido.

Ataque

De salida el plan fue quitarle a los centrales la referencia de Rafa Mir y jugar con una pieza más móvil, pero quien más inquietó fue Ocampos. Luego, tras la roja a Jordán y los cambios se desconectó el ataque.

Virtudes

Hasta el gol el plan iba bien.

Talón de Aquiles

Plantilla muy mermada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios