Jmj

Autorizada la manifestación contra la visita del Papa en el centro de Madrid

  • La marcha, que llevará por lema 'De mis impuestos, al Papa cero', partirá de la plaza de Tirso de Molina y atravesará la Puerta del Sol.

Comentarios 10

Los jóvenes peregrinos que participarán en  la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Madrid, cuyo plato fuerte  será la presencia del papa Benedicto XVI, tendrán que verse en el  centro de la capital española con quienes critican el gasto público  que a sus ojos supone la estancia del pontífice en la ciudad. 

Tras un tira y afloja de negociaciones, la Delegación del Gobierno  en Madrid dio finalmente su aprobación a una manifestación laica en  la tarde del día 17, horas antes de que al mediodía de la jornada  siguiente aterrice Joseph Ratzinger en Madrid. 

La marcha, que llevará por lema De mis impuestos, al Papa cero,  partirá de la céntrica plaza de Tirso de Molina y atravesará la  Puerta del Sol, un escenario éste último que las autoridades  quisieron vetar pero por el que finalmente pasarán los manifestantes,  según informaron hoy las organizaciones convocantes. 

La manifestación terminará en el punto del que habrá partido, tras  pasar por la Puerta del Sol y varias calles del centro. La JMJ había  pedido que se trasladara la marcha a zonas en las que no hubiera  concentración de peregrinos. Y tanto el gobierno regional de Madrid  como el ayuntamiento, ambos en manos del conservador Partido Popular  (PP) de Mariano Rajoy, solicitaron su prohibición. 

La protesta critica que se hayan puesto medios públicos a  disposición de la JMJ y la visita del Papa, la tercera que Benedicto  XVI realiza a España en cinco años. 

La organización de la JMJ cifra en 50 millones de euros el coste  total. El 70 por ciento, asegura, lo sufragan los propios  peregrinos con sus inscripciones en las jornadas, que arrancan el  martes 16 y finalizan el domingo 21. El 30 por ciento restante  procede de donativos de empresas, que por ellos reciben deducciones  fiscales. 

Pero las administraciones han puesto a disposición de la JMJ  polideportivos, colegios y otras instalaciones públicas para que en  ellas duerman los peregrinos. Y han rebajado considerablemente el  precio del transporte público para ellos. 

Así, las aproximadamente 140 organizaciones que se han adherido a  la manifestación del día 17 critican que las administraciones  públicas dejarán de embolsar dinero en tiempos de crisis, con las  deducciones a las empresas donantes y la rebaja de los transportes. Y  que el uso de los peregrinos de las instalaciones públicas puestas a  su disposición supondrá un gasto adicional para las administraciones. 

Los convocantes de la manifestación han pedido además a la  Fiscalía General del Estado que vigile las declaraciones que  Benedicto XVI hará en Madrid durante su estancia, del jueves al  domingo, por si son "constitutivas de delito" en caso de que se  refiera a temas como el matrimonio homosexual, aprobado en España en  2005, o la reciente despenalización del aborto. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios