Sociedad

Cigarrillos electrónicos, ni inocuos ni sirven para dejar de fumar

Sanidad y las Comunidades Autónomas advierten de los peligros de los cigarrillos electrónicos Sanidad y las Comunidades Autónomas advierten de los peligros de los cigarrillos electrónicos

Sanidad y las Comunidades Autónomas advierten de los peligros de los cigarrillos electrónicos / Archivo

La Comisión de Salud Pública ha elaborado un estudio que afirma que los cigarrillos electrónicos son perjudiciales para los más jóvenes. Según los especialistas, este tipo de prácticas están consideradas como una puerta a la adicción a la nicotina y el tabaquismo. Además, no la consideran una buena herramienta, como creen muchos ciudadanos, para dejar de fumar.

El informe, elaborado por el ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas, advierte de la peligrosidad de esta práctica que se está extendiendo entre los más jóvenes. Uno de los detalles más reveladores del estudio es que el aerosol de los cigarrillos contiene sustancias cancerígenas, una característica que tendrá consecuencias devastadoras a media y largo plazo.

Este informa se ha elaborado basándose en un artículo realizado en 2014 en el que se afirmaba que este tipo de prácticas eran un 80% menos nocivas que el tabaco convencional. Pues bien, nada más lejos de la realidad, ya que los cigarrillos electrónicos están relacionados con enfermedades pulmonares debido al vapeo, las cuales se dan mucho en los Estados Unidos.

No es una buena herramienta para deja de fumar

Otro de los aspectos que más se destaca en el informe es que los cigarrillos electrónicos y su uso no ayudan para nada a dejar de fumar. Es más, no sólo incitan a seguir fumando sino que las evidencias de que son perjudiciales para la salud son ya un hecho. Además, las personas que deciden dejar de fumar están sustituyendo una práctica por otra que les va a acarrear el mismo problema tarde o temprano.

El estudio deja una clara preocupación entre los más jóvenes. Esta práctica se ha extendido entre ellos porque la mayoría de los encuestados no consideran que sean perjudiciales para la salud, es decir, no les atribuyen el peligro real que tienen.

La regulación toma el papel protagonista. Para los especialistas, los cigarrillos electrónicos y este tipo de instrumentos relacionados con el tabaquismo deben estar regulados de manera específica en la ley, la publicidad y las diferentes promociones que se establezcan.

El estudio llevado a cabo por Sanidad y las diferentes comunidades, está basado también en las opiniones del informe del Scientific Committee on Health, Environmental and Emerging Risks (SCHEER) de la Comisión Europea sobre cigarrillos electrónicos, además del posicionamiento y las publicaciones de las diferentes sociedades científicas, tanto a nivel nacional como europeo, del Comité Nacional para Prevención del Tabaquismo (CNPT), de la OMS y de diferentes autoridades e instituciones sanitarias.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios