Atención Primaria

Covid-19 o Gripe, así preparan los pediatras su particular vuelta al 'cole'

Covid-19 o Gripe, así preparan los pediatras su particular vuelta al 'cole'

Covid-19 o Gripe, así preparan los pediatras su particular vuelta al 'cole' / Archivo

La vuelta al cole está, nunca mejor dicho, a la vuelta de la esquina. La comunidad educativa, los padres y los alumnos se enfrentan a un curso escolar atípico y marcado por la Covid-19. Los centros educativos, inmersos en planes para la prevención del contagio del coronavirus, se preparan para acoger en septiembre a miles de niños de todas las edades sabiendo que toda precaución es poca.

Sin embargo, no son los únicos que vuelven al "trabajo", también lo hacen los pediatras, anticipándose a las cientos de consultas que recibirán sobre posibles síntomas de Covid-19 en menores, en pautas a seguir, pero también a casos de gripe y otras dolencias comunes en niños.

Por eso, La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha redactado un documento de propuestas sobre cómo debería ser la organización de las consultas de Pediatría de Atención Primaria en los próximos meses de otoño e invierno dirigido a las administraciones y gestores sanitarios. Este documento tiene como objetivo la correcta atención de niños con sospecha de Covid-19, de los que padecen otras dolencias y de la salud de los profesionales.

Niño con fiebre. Niño con fiebre.

Niño con fiebre. / Archivo

Test rápidos para gripe y bronquiolitis

Los pediatras hacen hincapié en que, de octubre a febrero, se presentan cuadros catarrales y dos infecciones muy prevalentes: "la bronquiolitis aguda, específicas de la infancia", y la gripe, que afecta a todas las edades, pero cuya máxima incidencia es en los menores de 10 años.

La Asociación de Pediatría recuerda que para ambas enfermedades existen test rápidos de diagnóstico, similares a la PCR del coronavirus, "cuya disponibilidad en las consultas permitiría un diagnóstico certero de estas enfermedades, ayudando a diferenciar unos cuadros de otros, ya que clínicamente las tres patologías cursan con fiebre y cuadros respiratorios similares".

Primero, atención telefónica para evitar contagios

El cuidado de los niños que no tienen sospecha de coronavirus, así como el programa de vacunación y niño sano han continuado prestándose durante estos meses y así deberá seguir, afirma la presidenta de la AEPap, Concepción Sánchez Pina: "se debe continuar por ese camino, siempre que haya suficiente dotación de medios y tiempo para hacer los programas de salud infantil".Para evitar posibles contagios de niños sanos, los pediatras creen necesario establecer "dos circuitos de atención en los centros de salud: uno para los casos con sospecha de coronavirus y otro para los menores sin esa sospecha. Una clasificación que conlleva mayor necesidad de tiempo por la colocación de los trajes individuales de protección (EPIs), desinfección del material, consultas, etc., lo que hace necesario aumentar el personal de Atención Primaria".

Además, señalan, para organizar mejor las consultas, es necesario que el primer contacto con el centro de salud sea telefónico y así indicarles a los padres en qué momento y zona del centro de salud se les va a atender, proteger así a los niños y a sus acompañantes y optimizar los recursos.

El documento habla incluso de la posibilidad de resolver "algunos problemas por medio de fotografías o vídeos, que permiten a los pediatras valorar adecuadamente el caso sin necesidad de que el niño se acerque al centro de salud".

"No se puede acudir al centro de salud sin la orientación previa del profesional sanitario", aseguran los pediatras de Atención Primaria.

Evitar el contagio de niños sanos. Evitar el contagio de niños sanos.

Evitar el contagio de niños sanos. / Archivo

Necesario para niños y sus familiares

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria incluye en su documento una serie de recomendaciones necesarias para la correcta atención de los menores:

  • Salas de espera separadas para niños con cuadros respiratorios y febriles con respecto al resto de las consultas.
  • Que los progenitores acudan puntualmente a la cita o que permanezcan fuera del centro de salud o en el coche, para evitar el hacinamiento en las salas de espera. Cuando esto no sea posible por las características del Centro de Salud, los horarios diferenciados de cita tratarán de evitar que coincidan en la sala de espera niños con sospecha de Covid-19, con niños con otras patologías o del programa de salud infantil.
  • En las salas de espera se debe respetar las normas de aislamiento existiendo dosasientos vacíos entre dos familias.
  • Acudirá un único familiar por niño.
  • Es necesario el uso de mascarilla quirúrgica tanto el adulto acompañante como en losniños mayores de 3 años, independientemente del motivo de la consulta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios