Crisis sanitaria

Detectado en Cataluña un primer caso de la variante surafricana del coronavirus

Preparación de pruebas de microbiología en un laboratorio hospitalario. Preparación de pruebas de microbiología en un laboratorio hospitalario.

Preparación de pruebas de microbiología en un laboratorio hospitalario. / Jesús Diges / EFE

Cataluña ha detectado un primer caso de la variante surafricana del coronavirus, en una muestra tomada de forma aleatoria y secuenciada por una asociación de cuatro hospitales, ha informado este miércoles el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon.

El jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Vall d'Hebron, Tomàs Pumarola, ha explicado que la propagación de otra de las variantes del virus, la británica, ya es un hecho en toda Cataluña, si bien en diferentes porcentajes, los más elevados en el área metropolitana sur, en el Baix Llobregat.

A principios de enero pasado se detectó la variante surafricana en Galicia en un paciente de 30 años que había viajado a aquel país por motivos laborales, el primero que se confirma en España; este hombre, que no precisó de ingreso hospitalario, ya fue dado de alta, según se informó el pasado 28 de enero el servicio Gallego de Salud.

Argimon, junto con la subdirectora general de Promoción de la Salud, Carmen Cabezas; el jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, Tomàs Pumarola, y el catedrático de Microbiología de la Universidad de Barcelona Albert Bosch han participado este miércoles en una rueda de prensa telemática para dar cuenta de la evolución del proceso de vacunación en Cataluña y las variantes del virus detectadas.

La variante británica

Pumarola ha explicado que en las zonas más densamente pobladas es donde se ha registrado hasta ahora una mayor presencia de esta variante británica, especialmente en Barcelona y su área metropolitana, en una proporción que oscila entre el 10-12%, si bien en otras, como Olot (Gerona), se ha detectado en hasta un 30% en las aguas residuales analizadas de la depuradora de esa comarca.

Bosch ha precisado que, por el contrario, en la depuradora de Lérida no se ha detectado apenas la variante británica, que sí se ha constatado en las muestras de personas contagiadas enviadas desde esta región sanitaria al Hospital Vall d'Hebron, en un 5-6% de los casos.

Por lo que se refiere al único caso hasta ahora detectado de la variante surafricana, encontrado este mismo miércoles en Barcelona ciudad, el doctor Pumarola ha estimado que "probablemente haya más casos" dado que es el resultado de una muestra aleatoria.

Este primer caso se está analizando ahora mismo a nivel epidemiológico pero, "por los primeros datos de que disponemos, no parece que tenga una relación clara con Sudáfrica", ha indicado.

Visto este panorama, con las variantes británica y surafricana ya presentes en Cataluña, que "no son buenas noticias" por su elevada transmisibilidad, ha dicho Argimon, las autoridades sanitarias esperan que los casos de contagio se incrementen en las próximas semanas.

Pese a todo, "pequeñas aperturas"

A pesar de ello, este jueves se anunciarán "pequeñas aperturas" en algunos sectores económicos, que Argimon no ha querido avanzar, si bien ha citado como uno de los más perjudicados al sector de la restauración, que lleva cinco semanas con medidas restrictivas. "Podemos abrir un poco porque hemos cerrado", ha argumentado, y ha considerado que "una cierta apertura tiene su razón de ser".

Ha explicado que el Procicat ha de acabar de analizar la situación y establecer qué medidas se pueden aprobar.

La situación epidemiológica de Cataluña indica un "tímido descenso de casos de coronavirus desde hace tres semanas, con un ritmo del descenso del 2% de los casos", que se ha incrementado en los últimos tres días hasta el 7%, ha asegurado Argimon. Dentro de tres días se tendrán datos de unos 16.500 contagios a la semana, cuando hace ocho días eran de unos 20.000 semanales, ha añadido.

No obstante, la presión asistencial "sigue siendo alta", con 2.806 personas ingresadas, de las que 731 están graves en las UCI de los hospitales catalanes.

El secretario de Salud Pública ha considerado que "conseguiremos reducir la presión asistencial si sigue bajado el ritmo de contagios", pero la situación de los países del entorno y las nuevas variantes del virus hacen prever más casos en las próximas semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios