Sociedad

Rechazan la anulación del juicio a los policías del caso Emperador

  • La Fiscalía pide a los agentes penas de hasta siete años de cárcel por recibir prebendas de la trama de Gao Ping

La Audiencia Nacional respaldó la posición de la Fiscalía Anticorrupción para continuar mañana con el juicio a cinco agentes de la Policía Nacional, además de un municipal de Fuenlabrada y otros tres acusados, que se enfrentan a penas de cárcel por presuntamente favorecer a la trama de blanqueo de origen chino de Gao Ping, una derivada de la operación Emperador.

Los fiscales José Grinda y Juan José Rosa rechazaron uno a uno todos los argumentos de las defensas de los nueve acusados, entre ellos Yongping Wu Liu, uno de los máximos colaboradores de Gao Ping. Concretamente, la Sala tumbó el intento de declarar nulas las actuaciones después de que las defensas invocaran el principio de igualdad -protestan por no estar siendo juzgado otro policía, Miguel Ángel Gómez Gordo- y la supuesta violación del secreto de sumario en lo referente a las comunicaciones intervenidas, que fueron pasadas por la Udyco a la Unidad de Asuntos Internos al afectar a funcionarios de la Policía.

Las defensas también piden que el juicio se siga celebrando en la Audiencia Provincial de Madrid, un extremo rechazado por el presidente de la Sala, Fernando Grande-Marlaska.

Los policías están acusados de delitos de revelación de secretos, cohecho y tráfico de influencias. Entre ellos figura un comisario de Vallecas, Manuel Patricio Rodríguez San Román, que se enfrenta a cinco años de cárcel, así como el inspector jefe de la Brigada de Extranjería de Madrid, Ángel Luis Olmedo Ovejero, para quien piden tres. También están encausados en esta pieza Pablo García Lozano, jefe de prensa del Ayuntamiento de Coslada y asesor del alcalde en el momento de los hechos (2011-2012) y se enfrenta a tres años, y Yongping Wu Liu, que hacía de enlace con los policías y sobre el que recae la petición mayor: nueve años. El resto de agentes son Blas Donoso Adán, destinado hasta 2012 en la Brigada de Extranjería de Fuenlabrada (cinco años); Óscar García Frade, que estuvo destinado en Fuenlabrada (cinco); Mario José Selas Martínez, policía local de Fuenlabrada (siete) y Federico Sánchez de Frutos, inspector en segunda actividad (uno).

La Fiscalía cree que los agentes proporcionaron información confidencial o inspeccionaron locales de Ping a cambio de jamones, entradas de fútbol o cajas de vino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios