Coronavirus

Bruselas destinará 416 millones a contratos de vacunas con Valneva y Novavax

Dos sanitarias comprobando un vial de la vacuna contra la Covid-19. Dos sanitarias comprobando un vial de la vacuna contra la Covid-19.

Dos sanitarias comprobando un vial de la vacuna contra la Covid-19. / Archivo

La Comisión Europea (CE) destinará 416 millones de euros a los contratos con los laboratorios Valneva y Novavax para obtener sus vacunas contra la Covid-19, con lo que se elevará a ocho el número de vacunas disponibles para los países de la Unión Europea.

En una comparecencia ante la comisión de Presupuestos de la Eurocámara, la directora general de Salud del Ejecutivo comunitario, Sandra Gallina, explicó que a los 2.700 millones de euros de fondos comunitarios destinados a vacunas contra el coronavirus en 2020 se sumó una aportación adicional de 750 millones de euros de los Estados, que contribuyeron en función de su renta.

De este dinero se utilizaron el año pasado unos 333 millones de euros, con lo que quedan disponibles "aproximadamente 416 millones de euros" con los que se pagarán "otras dos vacunas", explicó en un debate sobre el presupuesto destinado a la estrategia de vacunación europea.

La Comisión Europea ya ha firmado en nombre de los países de la UE contratos de adquisición previa de vacunas con seis farmacéuticas -Pfizer/BioNTech, Moderna, AstraZeneca, Johnson and Johnson, CureVac y Sanofi- a los que se sumarán dos más con Valneva y Novavax, con quienes ya han concluido las conversaciones preliminares.

Gallina explicó además que querrían aprovechar los 1.500 millones de euros en márgenes presupuestarios que tienen en 2021 para investigar sobre las nuevas variantes del covid-19 y para la farmacovigilancia de las vacunas.

Tras una semana de disputas con AstraZeneca por los retrasos en sus entregas de vacunas a la UE en el primer trimestre y con Bruselas en el punto de mira por el control sobre las exportaciones de las mismas, Gallina defendió el sistema puesto en marcha por la Comisión Europea para reservarse de antemano fármacos de varios fabricantes antes de saber cuál tendría éxito.

Aseguró que se compraron "todas las dosis disponibles" en el momento en que se negociaron los contratos y que la cuestión es que las compañías ahora las entreguen conforme al calendario pactado, al tiempo que defendió que estos contratos son "muy buenos" tanto en términos económicos como de atribución de responsabilidades.

Gallina negó que Bruselas pagase un precio demasiado bajo por las dosis de vacunas en comparación con otros países, uno de los motivos que se han barajado como causa de los retrasos, que ya se han solucionado con Pfizer/BioNTech y con Moderna, pero no con AstraZeneca.

"Los precios que hemos pagado son totalmente justificados, no creo que debamos pagar más. Las empresas deberían cumplir sus compromisos", dijo Gallina, quien defendió que los fondos disponibles "se han usado bien" y que no se trata de tener más dinero, sino mayor capacidad para producir vacunas. En este sentido, indicó que Bruselas está estudiando si es posible aumentar la producción y tener una cooperación entre empresas farmacéuticas, de modo que unas puedan producir las vacunas desarrolladas por otras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios