Sociedad

El incendio de Yeste supera las 3.000 hectáreas y seguirá activo varios días

  • Más de 400 personas y 66 medios trabajan en la extinción de las llamas

  • Hay 126 evacuados en la zona

Labores de extinción del incendio Labores de extinción del incendio

Labores de extinción del incendio / EFE

El incendio de Yeste (Albacete), en la Sierra del Segura, continúa activo tras cinco días de lucha contra unas llamas que han arrasado ya más de 3.000 hectáreas y que mantienen desplazadas de sus hogares a 126 personas. Además, ayer continuaron las labores de extinción del incendio forestal en el entorno de los Arribes del Duero (Zamora), aunque ya están extinguidas las llamas.

Según el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, el fuego en Yeste ha quemado ya 3.200 hectáreas y se tardará varios días en controlarlo por las dificultades que entraña poder sofocarlo. Martínez-Arroyo, que asistió a una reunión en el puesto de mando avanzado, afirmó que son "más optimistas" que el día anterior pero incidió en que se trata de un incendio muy difícil: "Todavía no está controlado y vamos a tardar unos días en controlarlo".

Desde el pasado viernes se desalojaron por seguridad 18 pedanías y aldeas de la zona, de las que fueron evacuadas 445 personas. Del total de desplazados, 126 permanecen en diferentes instalaciones y alojamientos de los municipios de Yeste y Molinicos, precisó el consejero. La población de Molinicos se encuentra confinada y, con arreglo a la dirección del viento, se tomarán nuevas decisiones en las próximas horas. El Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente amplió el dispositivo y desplazó a la localidad manchega un total de 13 medios aéreos (cinco aviones anfibios y ocho helicópteros) y dos Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF). Además, al dispositivo regional se sumaron efectivos de la Unidad Militar de Emergencias. En total, son unos 400 profesionales, 66 medios (25 de ellos aéreos) los que trabajan en la Sierra del Segura.

Durante la jornada continuaron las labores para controlar y extinguir otros fuegos forestales en la Península, entre ellos el que durante los últimos días arrasó más de 3.000 hectáreas en el entorno de los Arribes del Duero en Zamora. La superficie calcinada es en su mayoría de monte bajo y pasto, aunque también de arbolado de encina y terrenos de alto valor paisajístico del Parque Natural de Arribes del Duero. Las primeras investigaciones apuntan a un origen intencionado del fuego, ya que se inició simultáneamente en dos lugares distantes dos kilómetros y medio entre sí.

El fuego aún no se ha dado por controlado porque, aunque ya no hay llamas, existen todavía numerosos puntos calientes y zonas afectadas escarpadas en las que no es posible el acceso por tierra. El alcalde de Fonfría (Zamora), José María Ríos, anunció que llevará al próximo pleno el asunto con el fin de plantear la posibilidad de solicitar ayudar para paliar los daños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios