Volcán de Cumbre Vieja

La lava ya le gana al mar una superficie de 36 hectáreas

Han transcurrido 16 días desde que el volcán de La Palma entró en erupción y el final, según los expertos, no parece cercano. Para hacer frente a los desastres que está causando, el Consejo de Ministros aprobó este pasado martes un nuevo paquete de ayudas de 214 millones de euros, que se suman a los 10,5 millones de la semana pasada.

"Es una erupción madura, nos tendremos que preparar para echar muchos días, o bastantes días, lo que no podemos saber es exactamente cuántos", comentó el director técnico del Plan de emergencias volcánicas de Canarias (Pevolca) al ser preguntado por la duración que se espera para esta crisis volcánica.

Aunque la sismicidad es creciente en cuanto a número de episodios y magnitud, los terremotos se mantienen a profundidades medias de diez o más kilómetros, lo cual no hace prever nuevos centros eruptivos.

De momento el magma sigue el camino marcado por la primera colada para desembocar en el mar, donde el delta avanza ya 540 metros desde la costa, ocupando una superficie de 36 hectáreas.

Por el camino, con los datos del catastro, el Pevolca tiene constatadas 726 edificaciones destruidas, de las cuales 605 son de uso residencial, 58 de uso agrícola, 30 de uso industrial, 18 de ocio y hostelería, siete de uso público y otras ocho de otros usos.

Los vientos alisios mantienen buena la calidad del aire en la isla, aunque la predicción meteorológica para este miércoles indica que los gases y cenizas del volcán pueden girar de nuevo hacia el nordeste, lo cual podría afectar a la operatividad del aeropuerto durante la tarde de este miércoles.

Otra de las preocupaciones es el riesgo que corren los cultivos en la zona, la de mayor producción agrícola de la isla.

Al respecto el Gobierno de Canarias ha enviado dos desaladoras que se espera que comiencen a aportar agua a las fincas plataneras en la costa del Valle de Aridane a finales de la próxima semana.

Estas dos desaladoras se suman al agua que aporte el buque cisterna que viaja desde la Península a la isla y la desaladora de un hotel de Puerto Naos. El objetivo es mantener vivas las plantas, no salvar la producción, algo que parece complicado.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha valorado la importancia de las nuevas ayudas extraordinarias aprobadas en el Consejo de Ministros, entre ellas un plan de empleo específico para La Palma, con 63 millones de euros o ayudas de 30.000 euros para aquellos que hayan perdido su casa. Torres ha avanzado además que está prevista la adquisición de cerca de una veintena de viviendas en La Palma.

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha explicado al término del Consejo de Ministros que estos 213.763.000 euros, aprobados vía decreto ley, incluyen medidas en cuya definición han participado 17 ministerios.

Las ayudas del Gobierno, ha indicado Bolaños, responden a los tres compromisos adquiridos por el presidente, Pedro Sánchez en sus visitas a la isla: prioridad absoluta para la reconstrucción, agilidad en las ayudas y constancia y coordinación de las administraciones públicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios