Sociedad

800 personas desalojadas por otra amenaza de bomba en el prostíbulo de La Junquera

  • El 'conseller' de Interior anunció que no prevé cerrar el prostíbulo al no haber "razones objetivas legales" para ello, pese a los incidentes que registra el local desde diciembre.

Una amenaza de bomba forzó la noche del lunes al desalojo de unas 800 personas que se encontraban en el interior del prostíbulo Paradise, de La Junquera (Gerona), informaron fuentes de los Mossos d'Esquadra. Una llamada anónima registrada a las 23:00 alertó de la colocación de la bomba en el interior del recinto, que tuvo que ser evacuado, lo mismo que locales próximos, por razones de seguridad.

El conseller de Interior, Ramón Espadaler, anunció que no prevé cerrar el prostíbulo al no haber "razones objetivas legales" para ello, pese a los incidentes que registra el local desde diciembre. Los Mossos d'Esquadra abrieron una investigación para averiguar quién hay detrás de la llamada anónima que recibió la comisaría de Figueras (Gerona). Esta falsa amenaza llega después de que el pasado 13 de diciembre dos encapuchados lanzaran dos artefactos explosivos contra el prostíbulo y de que el día 24 del mismo mes los Mossos retiraran otro artefacto similar de un coche aparcado frente al local. La hipótesis que manejan los investigadores es que estas acciones obedecen a ajustes de cuentas y conflictos entre prostíbulos de la zona.

Mossos d'Esquadra, con la colaboración de la Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local, procedieron ayer al desalojo del local, mientras artificieros del grupo Tedax inspeccionaban su interior en busca del supuesto artefacto. Una vez comprobada la falsedad de la amenaza de bomba, los agentes permitieron, pasadas las 02:00, el reintegro de los clientes al prostíbulo.

La mayoría de la población de La Junquera siempre ha sido contraria a la presencia de este prostíbulo, uno de los más grandes de Europa, con capacidad para acoger a unas doscientas trabajadoras sexuales y que se inauguró en octubre del año pasado tras varios años de litigios legales y parones en su construcción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios