Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Estudio científico

Una sequía extrema propició el fin de la civilización maya

  • Un estudio publicado por la revista 'Science' explica que el declive de esta cultura se debió a una reducción de hasta el 70% de las lluvias en la zona donde vivían los mayas.

Pirámide Chichen Itzá, en México. Pirámide Chichen Itzá, en México.

Pirámide Chichen Itzá, en México. / EFE

Un grupo de investigadores ha determinado que períodos de sequía "extrema" durante el colapso de la civilización maya, que llegaron a registrar un 70% menos de precipitaciones, fueron uno de los motivos de su fin, según un estudio publicado en la revista Science.

Científicos de la Universidad de Cambridge (el Reino Unido) y de la Universidad de Florida (EE.UU.) desarrollaron un método para medir los diferentes isótopos del agua atrapada en el yeso, un mineral que se forma en tiempos de sequía cuando baja el nivel del agua, en el lago Chichancanab en la Península de Yucatán (México).

En base a estas mediciones, los investigadores encontraron que la precipitación anual disminuyó entre el 41% y 54% durante el período de colapso de la civilización maya, con etapas de hasta un 70% de reducción de lluvia durante condiciones de sequía máxima.

"El papel del cambio climático en el colapso de la civilización maya clásica es algo controvertido, en parte porque los registros anteriores se limitan a reconstrucciones cualitativas, por ejemplo, si las condiciones eran más húmedas o más secas", apuntó el autor principal, Nick Evans.

En cambio, según Evans, este informe representa un "avance sustancial", ya que proporciona estimaciones estadísticamente sólidas de los niveles de lluvia y humedad durante la caída de los mayas.

La civilización maya se divide en cuatro períodos principales: el Preclásico (2000 a.C. - 250 a.C.), el Clásico (250 a.C. - 800 a.C.), el Terminal Clásico (800 a.C. - 1000 d.C.) y el Posclásico (1000 d.C. - 1539 d.C).

Durante el siglo IX d.C., hubo un gran declive político en la región maya central, cuando sus famosas ciudades fueron abandonadas y las dinastías se terminaron.

Existen múltiples teorías sobre qué causó el colapso de la civilización maya, como la invasión, la guerra, la degradación ambiental y el derrumbe de las rutas comerciales.

En la década de 1990, sin embargo, investigadores pudieron reconstruir los registros climáticos para ese período, y encontraron que se relacionaba con un período prolongado de sequía extrema.

El profesor David Hodell, director del Laboratorio Godwin de Cambridge proporcionó la primera prueba física de una correlación entre este período de sequía en el lago Chichancanab y la caída de la civilización maya clásica en un documento publicado en 1995.

Ahora, Hodell, Evans y sus colegas usaron un nuevo método geoquímico para medir el agua encerrada dentro del yeso de Chichancanab y construyeron un modelo completo de condiciones hidrológicas cuando los mayas colapsaron.

Los investigadores analizaron los diferentes isótopos del agua atrapada dentro de la estructura cristalina del yeso para determinar los cambios en la lluvia y la humedad relativa durante la caída de los mayas.

En períodos de sequía, se evapora más agua de lagos como Chichancanab, y debido a que los isótopos más ligeros del agua se evaporan más rápido, el agua se vuelve más pesada.

Al comprobar la proporción de los diferentes isótopos contenidos en cada capa de yeso, los investigadores pudieron construir un modelo para estimar los cambios en la lluvia y la humedad relativa durante el período del colapso maya y concluir que la sequía jugó un rol importante en el fin de esa civilización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios