Oftalmología

Claves para tratar el glaucoma

  • El oftalmólogo Francisco Javier Barral da algunos consejos para prevenir el glaucoma y realizar un tratamiento adecuado de esta enfermedad ocular

El glaucoma suele aparecer a partir de los 40 años de edad. El glaucoma suele aparecer a partir de los 40 años de edad.

El glaucoma suele aparecer a partir de los 40 años de edad.

El glaucoma es una enfermedad ocular que se caracteriza por la pérdida de visión como consecuencia de un daño en el nervio óptico secundario, provocada generalmente, por un aumento de la presión intraocular (PIO).

Aunque también hay glaucomas congénitos y juveniles, el glaucoma crónico, que es el tipo más habitual, se presenta sobre todo a partir de los 40 años, edad desde la que se recomiendan "controles periódicos de la tensión intraocular", en palabras del doctor Francisco Javier Barral, especialista en Oftalmología del Hospital Infanta Elena de Huelva y que también desplegó su talento en centros de referencia en Andalucía como Costa de la Luz, Juan Ramón Jiménez, Baviera y Vissum.

Barral ha participado recientemente en el libro colectivo Protocolos de actuación en Urgencias (Editorial Círculo Rojo, 2018).

El glaucoma es una enfermedad crónica, por tanto no se cura como tal. El tratamiento se fundamenta en controlar la tensión. "Como primera terapia se utilizan colirios que hay que instilarse a diario, por lo cual el cumplimiento juega un papel también muy importante.

En el caso de que, a pesar de los diferentes fármacos en gotas no consigan controlar una tensión baja, se puede optar por varios tipos de cirugía (con implantes, derivaciones y láser) que también persiguen el objetivo de liberar presión dentro del globo ocular", añade Barral.

"Una vez se daña el nervio óptico, ese daño es irreversible, por tanto, el tratamiento es preventivo", admite Francisco Javier Barral

Es importante decir que es una enfermedad que no produce síntomas, pero "es muy peligrosa, porque, si no se trata adecuadamente, acaba en ceguera. Una vez se daña el nervio óptico, ese daño es irreversible, por tanto, el tratamiento es preventivo". Los antecedentes familiares también cuentan.

Por eso es recomendable controlar la tensión de los ojos a partir de los 40 años, especialmente si se tienen familiares con ese padecimiento.

El glaucoma es una de las principales causas de ceguera irreversible. La tensión del ojo se controla sólo con los fármacos. No hay otras medidas conocidas que influyan. "Por ejemplo, no tiene nada que ver el estar nervioso o tranquilo. Pero el ejercicio físico y los antioxidantes pueden proteger el nervio óptico del deterioro por la tensión", apostilla el doctor Barral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios