Tecnología

Cómo hacer un uso seguro y responsable de las redes sociales entre los más jóvenes

Menor de edad conectada a Internet desde un smartphone.

Menor de edad conectada a Internet desde un smartphone.

En los últimos años las redes sociales se han convertido en canal oficial de información de entidades gubernamentales y empresas, y uno de los principales escenarios elegidos por los usuarios para compartir emociones, hacer fuerza común frente a diversos temas y entretenerse. 29 millones de españoles utilizan diariamente las redes sociales y pasan casi seis horas al día en Internet. TikTok, YouTube o Instagram triunfan en todos los sectores de la sociedad, pero en muchas ocasiones esconden peligros de los que hay que saber alejarse, algo que preocupa, y mucho a entidades como la Unidad Central de Participación Ciudadana de la Policía Nacional, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. (AEPap) o la Sociedad Española de Pediatría Social, que han aunado esfuerzos para ofrecer consejos de cara a un uso seguro y responsable de las nuevas tecnologías.

Padres, madres, familiares y los propios jóvenes deben ser conscientes de los riesgos a los que están expuestos cada vez que hacen uso de las redes sociales y por ello han elaborado un documento para difundir en centros educativos y sanitarios, con pautas necesarias, actitudes erróneas y recomendaciones para poder disfrutar de las nuevas herramientas que nos ofrecen las nuevas tecnologías sin perjuicio para su salud mental.

Lo primero a tener en cuenta es que no hay nada en esta vida como dar ejemplo. Los padres son los principales responsables a la hora de establecer hábitos de vida saludables a sus hijos. Si estos observan cómo los adultos se pasan horas y horas manejando el móvil ellos querrán hacer lo mismo tarde o temprano. Es vital respetar las horas de sueño y fomentar actividades al aire libre y en familia.

Los padres son los principales responsables a la hora de establecer hábitos de vida saludables a sus hijos y lo más importante es dar ejemplo

La policía, por su parte, recomienda a los padres supervisar y educar a sus hijos en un uso seguro de las nuevas tecnologías. ¿Cómo hacerlo? Aquí os dejamos algunas claves:

  • Pacta normas con tus hij@s sobre el uso de las redes sociales. No es lo mismo jugar 15 minutos al día que cuatro horas. Ni tener este tipo de actividades de ocio como única alternativa de vida que repartir tus aficiones en diferentes inquietudes.
  • Supervisa lo que hace tu hij@ cada vez que se conecta a la red. No se trata de prohibir sino de vigilar; de estar cerca para asesorarle y evitar que se equivoque. De auxiliarle en el caso de que sea necesario.
  • Comparte sus gustos y aficiones. Si no puedes con el enemigo, únete a él. En ocasiones compartir algo de tiempo con tu hijo jugando a la vídeoconsola o manejando la tablet puede ayudar a que desconecte antes y que sienta que sus padres están implicados en su causa y le entienden.
  • Enséñale a navegar de forma responsable por Internet. Mostrar lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer, explicando las consecuencias negativas que ello conllevaría, es la mejor forma de hacer pedagogía con las redes sociales y las tecnologías.
  • Sitúa los dispositivos electrónicos en un lugar de uso común. Nada de esconderse a jugar encerrado en su cuarto o en el baño. Se puede jugar y usar el móvil, la tablet o la vídeoconsola, pero no como si fuera algo clandestino y con el audio encendido.

Formación e información

Tan importante como mostrar el camino de la empatía a los padres es hacer fuerza sobre los propios adolescentes para que sean conscientes de los riesgos que pueden evitar llevando a cabo unos simples consejos, como los que se ofrecen desde Policía y sector pediátrico. Es muy importante que ellos mismos sepan que la seguridad empieza por usar contraseñas complejas, que lo que subes a la red, se queda en la red, y que toda la información que proporcionas siempre puede haber alguien detrás que la use en tu contra.

También es importante concienciar a los jóvenes de que no todo vale en Internet y las redes sociales y que compartir ciertos contenidos e imágenes por hacer la gracia o sentirte parte del grupo no es el camino adecuado. Hay que respetar siempre a los demás y no subir imágenes de nadie sin permiso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios