Entrevista

Mario Vaquerizo: "El emplatado no es lo mío"

  • El cantante, marido de Alaska, es uno de los principales atractivos de la nueva edición de 'Masterchef Celebrity'

Mario Vaquerizo con su esposa Alaska en el 'reality' 'Alaska y Mario' Mario Vaquerizo con su esposa Alaska en el 'reality'  'Alaska y Mario'

Mario Vaquerizo con su esposa Alaska en el 'reality' 'Alaska y Mario' / MTV

Comentarios 2

–Se ha comentado que ha existido una fuerte rivalidad entre Carmen Lomana y Antonia Dell’atte ¿Cómo lo ha vivido siendo amigo de Carmen?

–A Antonia la he descubierto en el programa y lo cierto es que me he sentido atraído por ella, porque es una persona en la que me veo muy reflejado porque tiene una capacidad de reírse de sí misma que yo también la tengo. Había esa especie de rivalidad entre ellas dos debido a ese carácter tan fuerte que tienen, pero no son tan diferentes en el fondo. De hecho en las pruebas de exteriores terminaban yéndose juntas como las de Puerto Hurraco y nos dejaban  desconcertados.

–¿Cómo se ha visto en las cocinas? ¿Cómo se ha desenvuelto?

–Realmente aún no me he visto porque no nos han enseñado nada del programa, pero lo que sí que he sentido cuando llegaba a casa es que si me proponía hacer algo, lo terminaba consiguiendo. Me di cuenta de que me gusta ganar. Masterchef ha despertado en mí el espíritu competitivo que no sabía que tenía... pero que por lo visto estaba ahí de forma latente.

–¿A quién le hizo más ilusión saber que iba a Masterchef?

–La que más se entusiasmó  fue mi hermana Marta, que es una súper cocinitas. Luego a mi madre y a mi padre y por último a Alaska. Lo que no sabían era que desde que entré los tres meses que duró el rodaje, mi vida y mi conversación giraban todo entorno a la cocina.

–¿Ha conseguido mantenerse a dieta durante el programa?

–Para nada, de hecho he engordado 3 kilos y medio, y me he encontrado en el dilema de no saber qué hacer porque las chicas de producción me decían que estaba muy guapo así y a Olvido le gusto más demacrado. Al final opté por abandonarme un poco.

–¿Se va a ver a un Mario Vaquerizo más serio de lo habitual?

–Se va a ver a un Mario que llora mucho, me cogía nos sofocones tremendos. Todo el día llorando. De emoción, de rabia, impotencia o de alegría. Aquí todo se vive a flor de piel.  No tengo que demostrar a nadie que soy serio. Mientras me lo reconozca yo a mí mismo y a la gente que me importa lo que opine el resto está de más. Como es un programa tan de verdad podréis ver a un Mario más intenso y al Mario más divertido y dicharachero

–¿A quién ha redescubierto?

–He tenido un reencuentro con Paz Vega. Fuimos muy amigos y por circunstancias de la vida nos separamos. Que este programa nos haya juntado de nuevo ha sido algo maravilloso.

–¿Quién le dio  más consejos?

–Bibiana Fernández me dijo que aunque a veces tuviera ganas de maldecir a los jueces, son buenas personas. Y mi madre diciéndome que no dijera muchas palabrotas ni que hablara en femenino.

–¿Lo más complicado?

–El emplatado no es lo mío. He ido mejorando pero me ha costado.  Descubrí que se come con los ojos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios