Toros

Puerta Grande para Fandi y Cayetano en la del Corpus granadino

primer festejo del abono del copus granadino Ganadería: Se lidiaron cuatro toros de Hermanos García Jiménez (primero, segundo, tercero y sexto), uno de Peña de Francia (el cuarto) y el quinto de Olga Jiménez, resultando terciados y muy justos de fuerza y raza, aunque alguno se dejó, mientras que el sexto fue manso. TOREROS: Enrique Ponce: media estocada algo tendida y descabello (saludos), y estocada y descabello (oreja tras aviso). David Fandila 'El Fandi': estocada (oreja) y estocada (dos orejas). Cayetano: pinchazo y estocada (oreja) y estocada (oreja). INCIDENCIAS: La plaza registró dos tercios de entrada en una tarde calurosa y soleada. Antes de comenzar el festejo se guardó un minuto de silencio en memoria del matador de toros granadino Manuel Carra, que falleció el pasado mes de septiembre.

Los matadores de toros David Fandila El Fandi y Cayetano salieron ayer a hombros por la Puerta Grande en la primera corrida de abono del Corpus de Granada tras cortar tres y dos orejas, respectivamente, en una tarde floja en cuanto a toros.

Faena sólo aseada de Enrique Ponce en su primero, un toro muy justo de fuerza y raza al que no pudo forzar y, a pesar de la técnica, faltó emoción. En el cuarto fue de menos a más, probó en todos los terrenos pero al toro le costaba pasar, por lo que recurrió a las cercanías, que tuvieron su efecto al final de faena y enmendó, que no tapó, los defectos del astado. El público premió su esfuerzo.

Salió muy decidido El Fandi en el segundo de la tarde, con seis largas cambiadas en el recibo de capote y de rodillas al comienzo de faena con la muleta, pero el toro se rajó sin querer pelea y tuvo que recurrir al arrimón y efectismo que el público agradeció.

El quinto protestó por alto su falta de fuerza y justa raza, y El Fandi volvió a ser efectista entre los pitones para poder rematar una faena del agrado del público y muy voluntariosa. Estuvo poderoso y fácil en banderillas con sus dos toros.

Cayetano realizó una faena discontinua con detalles muy toreros pero sueltos en el tercero, un toro muy justo ante el que tuvo que rectificar los terrenos en cada tanda y resultó difícil redondear su labor. Imposible lucimiento en el sexto, un manso que solo buscó tablas y rehuyó la pelea. Vano intento en el más rajado de la tarde, que ya es decir, pero el público lo premió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios