Vivir en Verano

El ojo vago

El ojo vago El ojo vago

El ojo vago

Comentarios 1

Este joven que pide dinero en una calle de Cádiz se pasa de sincero. No le hacía falta aclarar que quiere las limosnas para gastárselas en cerveza. Una vez que el donante ha ejercido la virtud de la generosidad no debe querer controlar el destino de su dinero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios