jóvenes promesas

Érase una vez la historia de un diseñador autodidacta

  • El sevillano Manuel Zerpa presenta su colección de vestidos 'Once upona time' en las Bodegas Góngora

Sólo tiene 19 años, aprendió a confeccionar vestidos y pamelas de forma autodidacta y sus diseños son todo un éxito en las redes sociales y el mundo de la moda. Manuel Zerpa, natural de Villanueva del Ariscal, se compró su primera máquina de coser con unos ahorros que tenía y ahora comienza a ver cómo su sueño se hace realidad. Acaba de presentar su primera colección Once upon a time en su tierra natal y está a punto de trasladarse a Milán para comenzar sus estudios en el Instituto Marangoni.

Con las Bodegas Góngora, fundadas en 1682, como escenario, Zerpa mostró los diseños de Once upon a time (Érase una vez) para dejar constancia en su tierra de su talento y visión en el mundo de la moda. Compuesta por 25 vestidos, la colección de Zerpa busca realzar la belleza de la mujer. En cada modelo se aprecia el juego de volúmenes, las largas colas y los pronunciados escotes simétricos, que reflejan la personalidad del joven creador. La paleta de colores se reduce al negro, el blanco y el rojo, aunque se aprecia gran variedad de tejidos, como el tul crepe de seda natural, la bamula, el organdil o el terciopelo, para crear diferentes texturas.

La de Zerpa es una historia de aprendizaje con un único objetivo: cumplir su sueño en el mundo de la moda. Sin tener estudios relacionados con la moda, empezó a realizar sus diseños de forma autodidacta. Con su primera máquina de coser confeccionó para su hermana unos vestidos para que sus padres pudieran ver plasmadas las ideas que rondaban por su mente. Animado por sus amigas, continuó realizando diseños para distintos tipos de eventos y ceremonias. Algo que fue fundamental a la hora de crecer como profesional, ya que el apoyo de su familia y amigos y la confianza depositada en él fueron claves. Pero no sólo los vestidos centran la idea de diseñar de este joven, también se ha animado con los tocados, algo que comenzó de forma casual. Una de sus amigas quería lucir una pamela en una boda de día y acudió a él para que se la confeccionara. Después de eso se atrevió con el mundo de los tocados y algunas empresas se han interesado en los diseños de sus pamelas para ponerlos a la venta. ¿El secreto? Tocados con diseños sencillos elegantes y asequibles.

A pesar de su juventud, Zerpa se ha atrevido con moda nupcial, con diseños para invitadas y hasta con moda flamenca. Siempre con un trato personal y cercano con sus clientas, Zerpa trabaja cada diseño de forma única para que cada uno sea exclusivo y potencie la singularidad de cada mujer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios