Vivir

Fiesta escénica en las 'setas' de la Encarnación

  • 'El mundo mágico de la Navidad' une música, baile y circo en cinco funciones diarias hasta el día 7

Los cuarenta minutos que dura cada función se pasan volando. Se pasan volando algunos acróbatas y bailarinas de ballet por el aire del teatro montado para la ocasión en la Plaza Mayor de las setas de la Encarnación, que acoge estos días también un mercadillo navideño y una pista de hielo infantil.

El mundo mágico de la Navidad es un espectáculo organizado por Puro Evento y producido por La Fiesta Escénica. Una compañía argentina afincada en Galicia que está haciendo las delicias de padres e hijos en estas fiestas navideñas a través del arte bajo la dirección de Abel Martín. Proponen al espectador una representación con múltiples cambios de vestuario en la que se rompe la cuarta pared e interactúan con el público, al que invitan al escenario y saludan calurosamente al despedirse entre aplausos.

La conexión con los niños es uno de los reclamos de esta obra musical en la que se van intercalando elementos navideños estadounidenses, como los renos, con actuaciones circenses que dejan boquiabiertos a grandes y pequeños. El punto álgido de esta relación se produce cuando los niños salen al escenario y la grada se llena de móviles que inmortalizan el mágico momento de sus pequeños con alguno de los entregados 14 actores que componen el elenco.

Esta exhibición, que llega por primer año a Sevilla y que tiene una capacidad para aproximadamente 300 personas por pase, está disponible hasta el próximo domingo 7 de enero en cinco funciones diarias: 12:30, 17:00, 18:00, 19:00 y 20:00. Los días más señalados, como el 31 de diciembre, el 1 ó el 5 de enero su horario se modifica para adecuarse a las familias, que pasan diariamente por este céntrico punto de la ciudad para amenizar las vacaciones. El precio es de 8 euros, excepto para los menores de cuatro años que entran gratuitamente y que disfrutarán a buen seguro de esta oferta navideña que se estrena en las setas de la Encarnación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios